Dos extrañas

Dos extrañas

  Una ventana da para mucho, tanto como para observar el mundo sin ser reconocido, en esas rarezas que se convierten en incomprensibles para tantos. Los huesos vuelven a agonizar en ese dolor que se clava en punzadas de estalagmitas en cada uno de mis movimientos. Duelen en esa frialdad de morir poco a poco mirando por la ventana con la calma de esperar el último momento. Son mi debilidad, este armatoste que tengo como cuerpo; parido en la...

Read More

Déjame morir, ¡oh, Dios!

Déjame morir, ¡oh, Dios!

  Déjame morir, ¡oh, Dios!, mirando el azul de tu cielo, entre nubes de algodón, sin más dolor que la Luna pájaros de sueños alzando el vuelo Y tú dormido entre mis brazos.   Déjame morir, ¡oh, Dios!, con el horizonte sobre mi cabeza En un infinito de ideas entre ceja y ceja metidas en una mochila y, caducando sólo con la vida   Déjame morir, ¡oh, Dios!, entre sábanas de algodón acariciando mis helados pies por la nostalgia Y ocultando mis...

Read More

Carrie, la voz aterciopelada, templada por la vida

Carrie, la voz aterciopelada, templada por la vida

La barra del bar se había convertido para Carrie, el lugar donde consumar todo el malhumor que acumulaba durante el día, en noches de lunas apagadas por la frustración. Sus ojos azul turquesa, naufragaban en un mar de aguas arremolinadas por el choque de olas rompiendo en un acantilado de adversidades. Los cabellos negros desgastados por algunos mechones de fucsia aniquilados por el exceso de agua oxigenada se mostraban castigados y rotos de...

Read More

Martina, la fugitiva

Martina, la fugitiva

La dulzura de sus ojos impide contemplar el dolor que en ellos encierran. Siempre ausente de la realidad que le acorrala como el cuervo carroñero sobrevolando su víctima, renuncia a su vuelo para no mirar el momento. Martina acusa el paso del tiempo cuando entre paredes asépticas y pastillas devoraba las ansías en hambre y vómitos. Su rostro es el retrato de unos pómulos marcados por los dedos que ahogan su garganta en silencios que sólo...

Read More

Preposiciones

Preposiciones

  Surgen las lágrimas igual que emanan las preposiciones que las acompañan   CON nada al lado que enjuague tanta sal SIN citas que te hablen de amor concluso en un café de delirios POR una razón que te deje plantado y sin palabras DESDE el infinito para perderme en tu cuerpo de vastas conclusiones Las montañas claman su lugar Igual que los recuerdos suspendidos entre el mar de nubes que TRAS el blanco esconden lo abrupto del negro Silenciando...

Read More

El mar amaneciendo

El mar amaneciendo

El mar, una perla de Tahití profunda y densa con su gris nacarado, resistiendo el relente del amanecer, aparece en la quietud de las olas, acompañando a quién por su trayecto viaja, mudándole el semblante en una ligera paz que le embriaga el alma. Permanece en el sempiterno de los tiempos con la voluntad de susurrar según el cielo quiera. Si la lluvia comulga con su aroma de salinidad, el entorno es un éxtasis acendrado que perfuma la playa en...

Read More

La despedida

La despedida

¿Cómo poner fin a lo que ya nació como un final? ¿Cómo marcar una equis en el calendario de mi cocina, señalando la última cita, entre tú y yo? Ni siquiera ser por dónde empezar una despedida que desde el inicio se pergeñó en todo lo que callamos para no dañarnos. Echamos a andar sabiendo que este día llegaría, era una muerte anunciada, faltaba el muerto que aguantase a las plañideras de todo este encuentro. No sé si eres tú o si soy yo, quién...

Read More

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 13.759 suscriptores

Categorías

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies