Improvisaciones

Improvisa el reloj en los acordes del minutero, para componer una aventura que no desacierte a deshoras, con todas las dudas que brotan del corazón. Palpita impetuoso, una locomotora de vapor que arrastra con más tesón que eficiencia, queriendo alcanzar al segundero que le observa desde la esfera solitaria de un brazo donde las transparencias nunca llegan tarde al lugar de encuentro con los sentires. Improviso cada mañana cuando los pies tocan...