La ventana

La ventana contempla con la sorpresa en sus hojas de estilo francés, mientras se lame las heridas adheridas en los porticones. Se suspende en la nada con la pesadez de toda la madera de la que está hecha, madera noble que en otros tiempos tuvo mejor vida y que, en su decadencia, cuando el sol desgastó su original en tres tonos por debajo de la que era y, cuando el azote de tantas tormentas ajó lo sinuoso de sus betas en nudos intrínsecos a...