La escribiente

Contrición

Contrición

En ocasiones, la contrición no significa sólo una debilidad, un estado de flaqueza del hombre cuya conciencia amenaza en la insistencia de los pecados cometidos, y cuyas ofensas agravian, incomodan o crean resentimientos en los otros. A veces, entregarse al acto mismo de la contrición no es una flagelación pública o íntima de vergüenza, por hechos o dichos cometidos impúdicamente o desde la más absoluta inconsciencia ilusa de sus males. Más...

Read More

Improvisaciones

Improvisaciones

Improvisa el reloj en los acordes del minutero, para componer una aventura que no desacierte a deshoras, con todas las dudas que brotan del corazón. Palpita impetuoso, una locomotora de vapor que arrastra con más tesón que eficiencia, queriendo alcanzar al segundero que le observa desde la esfera solitaria de un brazo donde las transparencias nunca llegan tarde al lugar de encuentro con los sentires. Improviso cada mañana cuando los pies tocan...

Read More

«Hacemos de nuestra capa un sayo»

«Hacemos de nuestra capa un sayo»

A Verónica y a todas las mujeres que «hacemos de nuestra capa un sayo» Un runrún borbotea en mi cabeza, es la canción de la incombustible Alaska, «A quién le importa», se repite una y otra vez, tan machacona ella queriendo dominar todo lo que pienso. «La gente me señala Me apunta con el dedo Susurra a mis espaldas» Me detengo en, ¿este verso?, el que continúa, «Y a mí me importa un bledo.», no es tan cierto cómo quiero creer y que lo crean...

Read More

Momentos de fe

Momentos de fe

La fe, ¿qué es la fe? Un salvavida que no te deja a la deriva en medio del naufragio que puede ser la vida. La fe, el dedo que tapa el sol para no cegarte en los fracasos. Quizás sea eso, o un amanecer donde las ganas revientan en mil y una caricia sobre el níveo de unas sábanas que, disputan por ajustarse en las esquinas del colchón. Tal vez, creer que nadie arde en ningún infierno cuando el perdón ocupa su lugar. No encuentro las palabras...

Read More

La ventana

La ventana

La ventana contempla con la sorpresa en sus hojas de estilo francés, mientras se lame las heridas adheridas en los porticones. Se suspende en la nada con la pesadez de toda la madera de la que está hecha, madera noble que en otros tiempos tuvo mejor vida y que, en su decadencia, cuando el sol desgastó su original en tres tonos por debajo de la que era y, cuando el azote de tantas tormentas ajó lo sinuoso de sus betas en nudos intrínsecos a...

Read More

Madre, te pido perdón

Madre, te pido perdón

Una fotografía me recuerda a ti, en blanco y negro, para que no me distraiga de colores que resalten sólo lo superfluo, alejándome de la belleza de tu rostro, sencillo como un amanecer y triste como el otoño, cuando la hojarasca resuena a cada paso, rompiendo el pasado. Amagas una sonrisa por debajo de las comisuras de los labios, no muy voluptuosos, pero con la sensualidad ligera de quién quiere conquistar el amor. Cada vez que me deleito en...

Read More

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 11.946 suscriptores

Comentarios recientes

Categorías

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies