Queridos Reyes Magos: ¿Cómo voy a decir si he sido buena durante el último año? Quién soy yo para juzgar si hice bien o mal cuando quise huir y me quedé; si respondí con la mesura y la adecuación en cada pregunta, unas veces indiscretas y otras de dudosa reputación; si me ausenté por falta de voluntad o deshice promesas porque me hundí en la nada… Aún así, queridos Reyes Magos necesito escribir esta carta, quizás para apaciguar esa parte de mí...