FAUNA IBÉRICA de Alberto Giménez Prieto

Siete relatos escritos desde la libertad de observar el absurdo de nuestro tiempo y la acidez que provocan.

A veces es preciso romper promesas impuestas para conciliarse con la conciencia. Vetada mi opinión en la gran plataforma literaria que nos domina, AMAZON,  siento la obligación como lectora y, sin duda como amiga, de dejar constancia de mi impresión tras la lectura de FAUNA IBÉRICA, lejos del amiguismo que algunos puedan interpretar. Y es que en esto, tanto Alberto Giménez Prieto, el autor y yo, no necesitamos de artificios para sincerarnos, pues entre nosotros trasciende mucho más la verdad y la confianza.

Por este motivo, incumplo lo que un día me exigí de no reseñar más hasta que renovase fuerzas.

He aquí el valor de mi opinión desde y por la libertad

FAUNA IBÉRICA, un libro de relatos donde los animales que nos alimentan se observan con libertad.

Desde el que observa con escepticismo una sociedad que se hinca de rodillas a la ferocidad de unos valores alejados del ser humano, Alberto Giménez Prieto nos vuelve a dar una lección para examinar con detenimiento las hechuras que nos han moldeado a golpe de instrucciones de obediencia debida. FAUNA IBÉRICA es un compendio de siete relatos que describe toda aquello tan actual y presente de nuestros días que sabemos que están ahí, pero que obviamos para no juzgarnos. Un sabio analfabeto, profeta de una España olvidada, «Yo los botos los meto debajo de la cama», ignorancia y endogamia. Un «tocapelotas» obsesivo y compulsivo que se convierte en «héroe» del desorden para mayor beneficio de «satélites» que aprovechan la oportunidad. Héroes y villanos brindando por la desgracia ajena.

La pedantería del que presume, misógino e impotente, de aquello que nunca tuvo y sólo sueña, para hacerse acreedor de una fama re-putada vencido por una Concha nada inmaculada y bipolar, pero con ovarios suficientes para revelar que una mentira puede ser verdad de tanto repetirla. Tragicomedia del machismo más rancio y es que del dicho al hecho hay un gran trecho.

El corrupto que toma de su propia medicina, realidad de pueblos y ciudades de nuestra Iberia arruinados por el ego de gobernantes narcisistas. Corrupción «TORTICIERA».

El tímido incapaz de dar un paso adelante y avanzar por temor a evidenciar su «poquedad» y su invisibilidad, viviendo en el conformismo de una aburrida rutina para evitar cualquier confrontación.

El jubilado inconformista que rentabiliza el suicidio viral,«la muerte como desconexión total», para desasosiego de gobernantes que olvidaron sus promesas de trabajar para el bienestar de los ciudadanos.

Los fantasmas NO existen o sí, mejor lo relata un comercial que arrastra el problema y la angustia durante años, dudando de todas las certezas.

Alberto Giménez Prieto desborda sarcasmo, ironía, en algún momento acidez, en otros clavando la espina donde más nos duele, para incidir con migas de mensajes para nuestra propia introspección, pero con toques de humor que alivian los pecados. Desde el maltrato, la corrupción, los egos, la desvergüenza de políticos y gobernantes, la influencia de redes amortizando «fake news», el conformismo de la pura rutina... Con un lenguaje cultivado, alejado de lo vulgar para demostrar que un buen libro no precisa echar mano de la trivialidad actual para llamar a la conciencia y darnos lecciones de vida.

Excelente libro de relatos de un autor que domina el relato corto con la maestría del que ha vivido y observado mucho en su trayectoria vital . Alberto Giménez enseñó la «patita» de su buen hacer, su gran narrativa en Comprimidos para la memoria o recuerdos comprimidos, para consagrarse como un autor de inmensidad narrativa en FAUNA IBÉRICA, animales que se retroalimentan de una sociedad que mira para otro lado por no sentir la culpa del presente actual.

Blog literario, la escribiente

Alberto Giménez Prieto, escritor

Enlaces:

Blog: albertogimenezprieto.com

FAUNA IBÉRICA

Página de autor AMAZON

@lumbrealberto

Facebook