Blog literario, la escribiente

«Un «no» es un no, reflexión, pensamientos

«Un «no» es un no, dos letras, únicas e intransferibles que en mi boca no niegan, nada de eso, es mucho más…. Mi «no» repudian las manos que agarran sin permiso lo que no es suyo, manos autoritarias que no solicitan ni ofrecen nada más que, toda esa suciedad engendrada en una mirada. Mirada oscura y tenebrosa en el agujero negro que no es suyo. Mi «no» es una puerta cerrada con doble vuelta por la llave colgada en mi cuello que pesa lo que no hay escrito. Una puerta sin timbre ni mirilla sólo el «no» con mi nombre y apellidos como respuesta. Ojos, esos, que golpean con la fuerza del puño cerrado y que no miran con amor, miran con la lujuria ensangrentada en el iris reflejando, juegos prohibidos a los que no consiento porque no van conmigo. Porque yo juego con la inocencia de querer con los sentidos que albergo en el corazón, y en la boca cubierta de besos por las flechas de Cupido.

Un «no» es un no que se entiende con la palabra de no levantar la falda, ni conceder permiso a un animal para que muerda mi piel, que es mía, cosida a mis huesos con el arte de una costurera versada en heridas y cicatrices. Piel con aromas de perfume y que, huye de la peste del alcohol que emponzoña el aliento vanagloriado en la vanidad de ser el dueño de lo que no le pertenece.

«Un «no» no es un si, ni un quizás, ni un puede, o un tal vez… Un «no» es la respuesta de mi boca que no se calla, de mis manos que no maltratan ni abofetean como tú, de mis piernas que tiemblan de verte, de mi pelo enmarañado por el sufrimiento que me ofreces, de mi mente valiente que se enfrenta al cobarde que eres».

Un «no» es un no, señores jueces, ustedes que interpretan leyes sin saber que tras de ellas estamos las mujeres».