Vibrato

  Se tensa cuan cuerda de guitarra esperando los dedos que la hagan vibrar con un punteado de deleite, escondido entre las líneas del pentagrama tatuado en sus entrañas. Armonía, gemidos fermentando en cada embestida. Cimbrea cuando las yemas tocan su zenit. Quejido, uno sólo se escapa del ombligo, cancela de la mano que no conoce excusas abordando cada recoveco. Melodía, suspiros diferidos de las sábanas blancas manchadas de efluvios que...