Esta agua que todo se lo lleva

Blog literario, la escribiente.

Esta agua que todo se lo lleva, relato

El agua se desliza tormentosa por mi cara. Me azota con la rabia contenida en esa lluvia silenciosa y decadente que todo lo empapa. Mis ojos encerrados, en si mismos, se niegan a captar la luz tenue y ojerosa del aplique sobre el espejo, que todo lo ve. Mi retina solo guarda una imagen en blanco y negro; un simple recuerdo que vuelve a recogerse en mi álbum de errores y aciertos. Entre ellos mi nuevo desacierto.

La ducha se niega a parar de soltar agua a chorro; ardiendo como esta fiebre de tristeza que se ha adueñado de mi pensamiento. No es ese fuego que se esconde entre las piernas, cuando una mano ajena quiere descubrir todos los secretos que guardo. Es una llama que quema esta culpa, que me corroe entre el ombligo y la cabeza. Un ardor de sonrojos y rubores maldiciendo el dolor que provoca cada uno de mis equívocos, cuando intento avanzar en una vida sin rutinas, donde lo extraordinario sea lo normal y el amor sea el rey del mambo.

 Atempera el agua el delirio de ir viéndote en cada azulejo, con la sonrisa puesta de largo y tus cabellos desbocados de tanto querer más. Disfrazo la mirada en alegría que se confunde con el jabón de coco, ese, que me seduce para ser una mujer fatal entre tus rodillas. Un tropiezo más, el recordarte, entre copas de vino y conversación fácil de transcribir, entre dos desconocidos. Evito nombrarte, porque todo lo que veo y digo me trae a ti. Qué sencillo, sería no extrañarte más, entre esta agua que inunda mi cerebro, limpiando la materia gris, los besos que anidan en ella. Esos, que disparaban el porcentaje de amor del 0 al 100, en veinte segundos de cruzar nuestras lenguas, desatadas por la inquietud de descubrir que encontrarían al amanecer. Quizás unos labios endemoniados por querer más o quizás un ejército de dedos desfilando por montes y valles, mientras enarbolan la bandera izada.

La ducha confunde mis lágrimas con toda esa agua que se precipita en cascada por mi vientre. Palpita desesperado de no tenerte, es una condena impuesta por una decisión nunca discutida, ni un hola ni un adiós, sólo el silencio que se pega a mi cuerpo, pálido y tibio de esta soledad que me dejas. La sal de mi llanto escuece esas heridas que me has abierto, aquellas ya olvidadas de otras equivocaciones; falta el vinagre que lacere cada punto de sutura para no sentir la compasión de este momento. El agua se arremolina en mis pies pequeños entre los dedos que diluyen cada uno de los deseos que confesaste que me tenías. En cada uno de ellos veo todos mis complejos que te asustaron. La perfección de no ser quien soy; la escrupulosidad de mis palabras; los versos que no escribo; los besos litigantes en tu boca, el miedo de amar.

El jabón oscurece mis ojos con una picazón que delata este pesar que se agranda por instantes. Agudiza mi rostro taciturno en esta añoranza que me somete al destierro de esta agua que sólo me acompaña. Mi voz quiere gritar, qué está pasando; no hay respuestas, el espacio lo ocupa la nada de sonidos y palabras, sólo caben mis labios entreabiertos esperando los tuyos; mientras mis pechos se despliegan en armonía con tus manos ajustadas en proporción a ellos; tu pelo se derrama en mi vientre que se ahueca para recibir toda tu semiente. Es sólo el último fotograma que me queda de ti, dos en uno entre la melodía de gemidos y promesas.

Y después, el vacío, de esta agua que todo se lo lleva.

4 Comentarios

  1. Un recuerdo, unas sensaciones cargado de ternura y pasión.
    Como siempre unas líneas muy bien escritas.
    Cuídate.

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 14.012 suscriptores

Categorías

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: