Reseña: La Lista de Blanca Miosi

Blog literario, reseñas

La Lista, suspense, intriga

 

“Las cosas que mueren jamás resucitan,

las cosas que mueren no tornan jamás.

¡Se quiebran los vasos y el vidrio que queda

es polvo por siempre y por siempre será!

 

Cuando los capullos caen de la rama

dos veces seguidas no florecerán…

¡Las flores tronchadas por el viento impío

se agotan por siempre, por siempre jamás!

 

¡Los días que fueron, los días perdidos,

los días inertes ya no volverán!

¡Qué tristes las horas que se desgranaron

bajo el aletazo de la soledad!

 

¡Qué tristes las sombras, las sombras nefastas,

las sombras creadas por nuestra maldad!

¡Oh, las cosas idas, las cosas marchitas,

las cosas celestes que así se nos van!…”

 

“Adiós” (fragmento) – Alfonsina Storni

 

¿Destino o casualidad? Esa es la pregunta que muchas veces nos hacemos ante lo que acontece en nuestra vida. En ocasiones estar en el lugar y en el momento más o menos indicado nos supone un giro radical en el camino a seguir. Incluso, por no decir siempre, las personas que entran y salen de nuestras vidas determinan quiénes somos y qué hacemos.

Blanca Miosi en su nuevo libro La Lista en una trama de coincidencias, casualidades, y juegos del destino que nos plantea hasta qué punto el hombre nacido de la inocencia acumula tanto odio y venganza ante los golpes que le asestan otros, truncando su presente y su futuro. Blanca Miosi no sólo se queda en presentar una obra de suspense y, con toques de pasión y sexo sino,  que va más allá, desde la desgracia de la mayoría de sus personajes, por no decir de todos, superan sus circunstancias y de una manera u otra logran salir adelante. Las segundas oportunidades existen y, de alguna manera somos presos de nuestro pasado cuyas consecuencias se extienden como una niebla sobre nuestro futuro. En ocasiones, por mucho que ocultemos nuestros errores, acabamos pagando por ellos. En realidad, somos responsables de lo que decimos y hacemos, por ello, tal como podemos ver en el desarrollo de la novela la venganza debe ser tejida y calculada para que no supere el acto vengado. De igual manera, la autora evidencia que los sentimientos de amor/odio son innatos al ser humano y, que sólo una línea apenas inapreciable los separa. Y es que en La Lista nadie es quién dice ser, ni nada es lo que parece. Los despropósitos, la mala fortuna, pero también, el uso maquiavélico de las personas consigue cambiar el rumbo de ellas. A veces distinguir entre víctimas y verdugos es la misma línea que separa el amor del odio.

El protagonista de La Lista, Toni Montero alimenta su odio durante los dieciocho años que dura su encarcelamiento en San Quintín. Un odio que nace al amparo de la inocencia de un joven de diecisiete años implicado en un crimen que no cometió y de su origen, nacido de la inquisición de las clases sociales. Ser hijo de una madre soltera con un padre de status superior que le repudia más  estar en el lugar menos indicado en el momento que no correspondía significó para Toni Montero la condena a perpetuidad. En esas circunstancias, la muerte sospechosa de su madre agranda más ese abismo que se abre entre el joven perdido en entender que le está pasando y la cruda realidad. Un juicio lleno de anomalías y nulidades no declaradas; pruebas sembradas en su contra y “amigos” que no lo son tanto sentencian a Toni a defenderse con uñas y dientes de aquellos que le agreden. En la jungla de la cárcel todo está permitido y saber defenderse a cualquier precio es, la norma a seguir para poder subsistir. Durante esos años de presidio conocerá la depravación del ser humano en los ojos y el miedo que impone Big Baby, pero también conocerá el valor de la amistad, la confianza y el respeto en su mentor, Lecury.

Toni entró en prisión siendo un joven escuálido y vulnerable, lleno de dolor y de incomprensión. Tras entender las normas de supervivencia, Toni se curte en fortaleza, seguridad y odio. Su objetivo: vengar la muerte de su madre y de quiénes le habían robado la juventud y su futuro.

“En conjunto, sus rasgos no se parecían muchos a los del chiquillo que cruzó por primera vez las rejas de la prisión. Y es que el hombre cambia por fuera y se fortalece por dentro conforme las circunstancias de la vida lo azoten, y a él le habían dado una brutal refriega”

 Su mentor, un judío rico condenado por asesinar en un acto de pasión a su mujer y amante, mueve los hilos necesarios para que Toni consiga la libertad. Mas, todo tiene un precio, incluso ser libre. Toni con una nueva identidad, Edmund West y con la lección bien aprendida “tendrás las armas más poderosas para obtener tu venganza: dinero y contactos”. Una nueva vida, una lista en la mano con los nombres de todos sus “verdugos” y el ansía de venganza forjan a un hombre maduro, con mirada fría y calculadora que sólo se vence en el recuerdo de la protección que le ofrecía su madre Celeste Montero.

En esta nueva etapa de su vida podrá hacer uso de su gran inteligencia con los números trabajando como contable en el despacho de su mentor y el socio de este, Tabone. Se integrará en el círculo cerrado que conforman los todopoderosos de la sociedad de Los Ángeles. Conocerá los entresijos que se mueven al dictamen del poder y el dinero, un submundo que nos domina y dirige cuyo alcance pasa por el narcotráfico y la corrupción. Todo vestido con la máxima legalidad para obtener sus objetivos. Toni/Edmund jugará su papel tal como ha sido aleccionado, aunque las dudas y la desconfianza siempre perviven en él. En esa continua desconfianza, desasosiego e inseguridad que no se refleja en la dureza de su rostro busca la protección maternal en Martha, no sólo una mujer que le satisface sexualmente, sino que le enseña el valor de la superación. A la vez, se enamorará por primera vez, rechazándolo por el temor a que ello interfiera en su fin de vengarse. Stella es la chica, y el poder de persuasión su arma. Un enigma por descubrir para Toni.

Toni Montero podrá ir tachando los nombres de esa lista por uno o por otro motivo. Descubrirá que nada es lo que parece. Y que “la necesidad es la madre de todos los vicios”. En el mundo rige “la ley del más fuerte” y que nadie es “libre” en el más estricto sentido de la palabra. Pagamos un precio por ella.

Blanca Miosi con ese estilo sutil e imparcial que muestra en este libro, igual que mostró en La Búsqueda; un lenguaje depurado de vulgaridad que podría dar cabida en este tipo de libro donde el crimen y la crudeza de muchas de sus escenas ofrecerían un lenguaje soez y violento. Blanca prescinde de ello para describir dichas escenas, dejando o, mejor dicho, invitando al lector que participe con su imaginación en el desarrollo de la historia. La maestría de despistar al lector y los giros inesperados fundamentados en la misma historia consiguen engancharse a las líneas sin levantar los ojos. Los diálogos continuos, capítulos cortos, un narrador en tercera persona que se limita a narrar, dejando a los protagonistas y sus pensamientos los que sugestionen al que lee. Un final inesperado cierra el círculo de un gran libro.

Si el título del libro puede invitar a leer una historia más de suspense y amor; la realidad de sus líneas es otra. El destino, es un mal perdedor, siempre busca “justicia” otra quimera como la “libertad”. El odio y la venganza como alimento de la maldad humana, pero también como respuesta al dolor injusto e innecesario. Mas, no siempre es la respuesta ni la solución. Blanca Miosi, con delicadeza y elegancia pone entre líneas la situación de los hispanos, la diferencia de clases y cultura en la sociedad californiana; la “no vida” de los suburbios de Los Ángeles. Las relaciones de “poder” y del dinero que todo lo puede. La maternidad desde diversos puntos de vista. Verdades y mentiras. Origen e identidad. El amor como sentimiento y el sexo como deseo. Relaciones tormentosas que van más allá del sentido común y en el fondo, todos tenemos nuestras luces y sombras; un precio que pagamos para liberarnos de ciertas cadenas, que nos ata a una más grande. La esperanza que bajo la piel a pesar de las circunstancias desafortunadas o desgraciadas pervive la bondad de las personas.

Un libro muy recomendable para los amantes del género negro, suspense, intriga, thriller y sus allegados, mas, para aquellos que busquen entretenimiento con delicadas advertencias a la reflexión.

“Digo la verdad hasta cuando miento”   

Blog literario, reseñas

Blanca Miosi, escritora

Enlaces:

Amazon LA LISTA

@BlancaMiosi

blancamiosiysumundo.blogspot.com

Facebook

Página de autor Amazon

 

4 Comentarios

  1. ¡Quién mejor que Beethoven para acompañar a “La lista”!
    Muy agradecida por esta formidable reseña querida Dolors. Diste en el clavo.

    • Muchísimas gracias a ti, Blanca por este fantástico regalo. La Lista es más que una relación de nombres por vengar. Son las emociones del ser humano ante circunstancias ingratas. Saludos y éxitos.

  2. Dolors, felicitaciones. Una reseña magnífica que deja entrever un gran libro, que agendo ya.

    • Muchas gracias, Isabella así es un gran libro con una historia que conmueve. Un beso.

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 11.373 suscriptores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: