Reseña: LA GATA COLORADA de Gonzalo Fernández

Blog literario, reseñas

La Gata Colorada, intriga, suspense, erótica

Corrupción

Del lat. corruptio, -ōnis.

  1. f. Acción y efecto de corromper o corromperse.
  2. f. Alteración o vicio en un libro o escrito.
  3. f. Vicio o abuso introducido en las cosas no materiales. Corrupción de costumbres, de voces.
  4. f. En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores.
  5. f. desus. diarrea.

En nuestro vocabulario de los últimos diez años, por delimitar de alguna manera, cronológicamente el uso del término; la palabra corrupción forma parte de nuestro día a día. No hay mañana que no nos levantemos con las portadas de noticieros y periódicos destapando un nuevo caso de corrupción, desvío y blanqueamiento de capitales, fraude fiscal y mil maneras de saltarse la ley con la inmunidad que concede el poder político y el económico. Se ha hecho habitual en nuestro lenguaje qué los españolitos de a pie hemos dejado de prestar atención a todo lo que se desvela sobre ello. Nos hemos vueltos inmunes a tanto desfalco moral y ético que lo hemos hecho propio, ordinario, habitual y el peaje que pagamos por mantener cierta estabilidad cotidiana. Si cuando estalló la burbuja económica y empezaron a desvelarse los primeros casos de corrupción, aunque desde los inicios de la transición muy de vez en cuando saltaba a la palestra alguno; la ciudadanía estalló en masa con manifestaciones contra todo ello, reivindicando  el cumplimiento de la ley, manifestando el malestar por la pérdida del estado de bienestar en recortes de servicios fundamentales (sanidad, educación, servicios sociales) y el ascenso desmesurado y continuo de los parados; tras aquellos días de concentraciones y asambleas populares, emergiendo nuevos partidos políticos, la rabia de la ciudadanía se desinfló por una mera aceptación y confirmación que «más vale malo conocido que bueno por conocer».

De esta manera llegamos a nuestros días, destapados todo tipo de corruptos, políticos, jueces, banqueros, empresarios, periodistas, incluso miembros de la Casa Real y muchos que en la mediocridad de sus puestos nombrados a dedos se esconden de ser portadas. Ser corrupto cotiza al alza en prisiones de lujo, la emblemática Soto del Real, creada parece ser, para acoger a todos estos vips que incluso recluidos se desmarcan de nosotros, el pueblo.

La Gata Colorada, este libro de Gonzalo Fernández busca la respuesta a la pregunta «cuál es el límite entre lo lícito y lo ético». Este libro, que bien aclara su autor al inicio, todo parecido con la realidad es pura casualidad; imagina el rescate de un banco o caja, Caixa Catalunya por una Corporación con un intríngulis de intereses económicos, el blanqueo de dinero y el tráfico de armas, todo ello organizado y gestionado con un único fin, el proceso soberanista catalán, vaya la Independencia de Catalunya. Esta mínima sinopsis, hay más, son términos con el que convivimos cada día y al que empezamos a sentir hastío.

La oferta de compra de Caixa Catalunya pone en alerta al gobierno que encabezada por la vicepresidenta, alias Mafalda, ordena la investigación de quien es el postor. Al cargo de dicha investigación el CNI, desde su cabeza visible María de la Hoz, encarga a sus agentes Ángel Martínez y Marina Torras su investigación. Por otro lado, un escritor, Gonzalo Fernández se reúne en Madrid con algunos escritores indies, y allí conocerá a Isabel Filippo, una escritora bloguera de erótica fiel seguidora de las obras del autor. Entre ambos, a pesar de la gran diferencia de edad, saltan chispas resueltas en encuentros tórridos y sensuales.

El autor, Gonzalo, de forma paralela y coetáneo en el tiempo relata la investigación que llevan a cabo los agentes del CNI, Marina, una hacker, condenada a pagar sus intrusiones informáticas trabajando para el servicio secreto español, «ella ponía la pasión, la improvisación, que a veces es imprescindible, y el «vamos a probar»». Y Ángel, exmilitar, «él ponía la razón y el sentido común». Juntos el equipo perfecto. Ninguno, de los dos desdeñaran de tirar de sus contactos para lograr su fin. Lo que no intuían es que cuando se empieza a tirar de la madeja los enredos no se pueden desatar, así como así.

Por otro lado, desde la primera persona, el autor pasa a ser protagonista de su propia obra para formar parte de toda una conspiración de evasión y huida para salvaguardar los intereses de ciertos poderosos. De esta situación nacida de la casualidad, y en la que se verá implicado sin tener conocimiento, descubrimos a un hombre maduro, seguro de sí mismo y, que se deja llevar de la pasión del momento. Sus escenas de sexo con Isabel Filippo denotan que «los que nos parecen coincidencias del destino, pocas veces lo son»

No puedo ser parcial en esta reseña, aunque no en profundidad he tenido la suerte de intercambiar alguna que otra conversación con Gonzalo y en cada línea de La Gata Colorada podía ver al escritor explicar la historia como sí una anécdota se tratase. Quiero remarcar que desde la primera palabra hasta el cierre del libro a pesar de la profundidad y la transcendencia de los temas que toca, la sonrisa no se desvanece del rostro. Una forma de acercar esta trama complicada de poder y corrupción al lector para que no se pierda en un entresijo de paraísos fiscales, testaferros y empresas pantallas.

Aun así, logra el propósito de cuestionarnos de hasta qué punto el ser humano tiene un precio tangible en monedas de cambio «Al final todos tenemos un precio por nuestra honestidad social y política», el poder quiere más poder, «Las necesidades y las ambiciones de cada uno están en función de lo que ya tiene. Nadie ambiciona menos de lo que tiene», el poder de la información abriendo las puertas a todos los demás poderes y la cotidianidad y manipulación con la que actúan la Administración de Justicia, Fuerzas de Seguridad y Presidencia ante todo esto.

La Gata Colorada, desvela en la ficción el pacto con el diablo entre el estado central y los independentistas catalanes, como estos últimos utilizan la información que manejan, el poder del que disponen para presionar a los primeros y de esa manera «ganarse la confianza de su pueblo». Y ¿dónde queda el patriotismo, la defensa de los intereses de un pueblo representada en la senyera?

Debo decir, que este libro se nota como Gonzalo Fernández disfruta en cada palabra que escribe, su tono irónico a la vez con una pizca de nostalgia y ternura, es el reflejo de nuestros días. Hackers y crackers, relaciones internacionales, topos y vendedores de humos conviven con el amor, el paso del tiempo, el ensalzamiento de la mujer no solo por su belleza sino por su inteligencia y el poder que puede atesorar en su cabeza y entre sus piernas. La delicadeza con la que Gonzalo describe las escenas eróticas te insinúa la calidez de sus actos en sensualidad que en otros sería pornográfico. Dominio total del lenguaje del amor y la sensualidad.

No quiero olvidarme del guiño y homenaje que hace a sus compañeros escritores creando personajes para ellos. Escritores que por supuesto conozco. Eso dice mucho de la humanidad y generosidad de Gonzalo, un escritor que no escribe para vanagloriarse ni hacerse rico escribiendo. Escribe por puro entretenimiento y eso se transmite en este libro, escribe porque le gusta evadirse imaginando intriga, erotismo y poesía.

La Gata Colorada es la distensión a la presión de quienes nos gobiernan. Un guiño a la reflexión desde una aparente historia superficial de intrigas e investigaciones para hurgar en nuestra conciencia moral. La disociación de la persona. Un libro que te sonríe a pesar de todo y que muy claramente te explica esos entresijos económicos y políticos, pactos y presiones que los españoles de a pie, quiénes no tenemos conocimiento de Económicas y Política perdemos entre las noticias de cada día. Muy recomendable y apto para mayores de 18 años por sus escenas muy hot. Descubre quien se esconde detrás de La Gata Colorada. El final, aunque se puede prever no te deja indiferente.

Resalto el magnífico paseo gastronómico y de cata de vinos que nos regala Gonzalo por Madrid, Segovia y Barcelona. Su buen gusto no deja dudas.

«─¿Acaso crees que a los Feliú y demás políticos les interesa otras cosas que el dinero, que les interesa la patria y los ciudadanos como dicen?

─No. De eso estoy segura. Les interesa el poder, porque el poder es el medio más rápido y, a simple vista, honesto para someter el pueblo y enriquecerse»

Blog literario, reseñas

Gonzalo Fernández, escritor

Enlaces:

Amazon LA GATA COLORADA

@Gonzalo_Fern

Facebook

6 Comentarios

  1. Muchísimas gracias Dolors, has captado la esencia más pura de la novela. Una novela sin más pretensiones que distraer al lector y hacerle reflexionar un poco. Un abrazo

    • Muchas gracias, Gonzalo la he disfrutado mucho, me ha hecho cuestionarme muchos pensamientos y directrices políticas; y sobre todo sentía la complicidad tuya con ese sentido de humor crítico. Me ha gustado muchísimo. Éxitos.

  2. Una realidad latente que se traspone en el libre, según leo en la reseña que anima a leerlo. Excelente, felicidades al escritor por tomar el tema que está arropando a la humanidad y consumiéndola.

    Saludos Dolors😽😽

    • Así es Máximo. La corrupción que todo lo puede. Mil gracias. Un beso.

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 11.174 suscriptores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: