Ruido

Blog literario, poesía

Ruido, poesía, versos

El tañido de la campana sola en su prisión de piedra,
anuncia el desahucio de los ruidos invasores del día.
Esos que a golpe de hombro,
luchan por desertar en la noche cauta de llantos.

El chasquido de dedos,
que demandan mi servicio.
El runrún de los vecinos
criticando mis devaneos.
El frenazo de mi coche
deshaciendo el encantamiento de un sueño.

El siseo de la víbora
inoculando veneno entre la razón y el corazón.
El gemir de los amantes
vaciando la pared de cemento
Entre el segundo y el tercero.

El pitido del autobús
buscando viajeros.
El ulular de la policía
cacheando mi memoria.
El llanto del niño
clamando la leche de la madre,
ausente en su desesperación.

El tictac de mi reloj,
pergeñando las heridas
que sangran en estampida.

Ruido, fragor en mi cabeza
abismo del dolor.

Algarabía de palabras solitarias y desacertadas,
Bullicio del silencio encalando páginas,
Crujido de mis huesos quebrándose en soledad.
Zumbido de la abeja aguijoneando mi pupila.

Ruido y más ruido.

Y yo solo quiero escuchar
El balanceo de tus ojos rasgando mi respiración.

6 Comentarios

  1. Precioso poema, un entorno desacertado envuelve el momento añorado,el momento mágico, como tus palabras.

    • Momentos de reflexión, Pino en pequeños versos. Gracias.

  2. ¡Ay!, princesa. ¡Cómo escribes!

  3. Bello poema.

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 11.901 suscriptores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: