Blog literario, reseñas

Pandemia Selectiva, suspense, acción, conspiración

“La mejor victoria es vencer sin combatir”,

“y ésa es la distinción entre el hombre prudente y el ignorante”.

“La invencibilidad está en uno mismo, la vulnerabilidad en el adversario”.

“El arte de la guerra se basa en el engaño”.

El Arte de la Guerra – Sun Tzu

Es curioso como un título puede provocarte cierto “resquemor” incluso sin querer, conducirte al prejuicio. Cuando leí el título de este libro, Pandemia Selectiva, pensé y que me disculpe, su autor, Nicolás, que era un libro más sobre conspiraciones, inventos futuribles o el apocalipsis de la Humanidad. Y es que “pandemia” según la RAE:

 “Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región”.

De ahí mi error, dejarme llevar por el título, nombres de virus impronunciables, muertes fantasmas y ese tipo de cosas. Es decir, ciencia-ficción pura y dura. Debo confesar que no es mi género preferido. Pero como la vida misma nos ofrece sorpresas, y esta lectura ha sido eso, la sorpresa de su historia, descubrir a un buen escritor y mi lección de no prejuzgar antes de conocer.

¿Qué es Pandemia Selectiva? Es leer un thriller con la calma del samurái, desglosar la historia en pequeñas enseñanzas sobre la estrategia y la muestra de que hasta el más preparado y experto de los guerreros sucumbe ante los sentimientos.

Sergio es el protagonista de esta historia junto a Yoko Yoshida, presente en cada acción del primero. Amigos de los que nos cuestionan su lealtad, Yoko, miembro de una de las familias más acaudaladas y tradicionales del Japón, necesita desconectar de su trabajo en las empresas familiares y solicita a Sergio que la acompañe. Ambos han sido educados en la disciplina de las artes marciales y las tradiciones del bushido, formándose en la mejor escuela del mundo, El Dojo Negro. Como alumnos destacados cumplen los mandamientos del “arte de la guerra”:  sabiduría, sinceridad, benevolencia, coraje y disciplina.

Sin saberlo se verán envueltos en un ataque selectivo de muerte y conspiración, dando al traste con sus planes de desconectar del mundo. Sergio, “detective tecnológico” se lanzará a la caza del depredador. La eficacia en su trabajo y su discreción, le hace acreedor de la mejor de las reputaciones en su campo. Pausado, seguro de sí mismo, disciplinado, observador, estratega y leal; mantiene los recuerdos vivos de su infancia en hasta los últimos días. Su versatilidad, su conocimiento y su intuición le lleva a la consumación con éxito de todos sus proyectos. Ante todo, sabe discernir quién es su enemigo y en quién puede confiar. Sus múltiples personalidades no le impiden mantener su esencia y no muere en el éxito ni el narcisismo. Toca con los pies en el suelo.

“Sé extremadamente sutil, discreto, hasta el punto de no tener forma. Sé completamente misterioso y confidencial, hasta el punto de ser silencioso. De esta manera podrás dirigir el destino de tus adversarios” El Arte de la Guerra – Sun Tzu

Yoko es la excelencia hecha mujer, competitiva, sin temor a nada, la número uno en artes marciales, belleza oriental sin igual, y aunque respeta las tradiciones familiares japonesas es capaz de enfrentarse a su amado padre por mantener su independencia de mujer. Dirige la fundación y la empresa farmacéutica familiar. Proyecta la perfección.

Paralelamente al reencuentro de ambos amigos, en diferentes partes del mundo se producen unas muertes más que sospechosas. Por un lado, la muerte de cuatro miembros de la etnia sotho en Sudáfrica; el “suicidio” de Rick, un joven directivo de una importante farmacéutica, hecho a sí mismo, su éxito era la consumación de su esfuerzo; y el ataque a un colectivo de la India. Aparentemente ningún suceso está relacionado. Por causas ajenas a Sergio, éste se verá en la necesidad de descubrir la verdad que se esconde detrás de estos hechos, para desenmascarar a sus ideólogos. Lograrlo su objetivo, ¿lo conseguirá?

En este libro distingo como dos partes. Por un lado, el autor nos pone en antecedentes sobre los personajes con continuos flashbacks. Así, asistimos al nacimiento de la amistad entre Sergio y Yoko. La infancia de Sergio en su Navarra natal y como se inició en las artes marciales. Descubrimos la relación de Yoko con su padre. Admiramos el esfuerzo de Rick para conseguir el éxito, años de duro trabajo y estudios en una familia hispana en la Norteamérica de los sueños posibles. Por otro lado, el momento actual, cuando la acción y la intriga se hacen presente; donde la estrategia bien llevada a cabo es la resolución; el suspense de quién y cómo mueren ciertos personajes. Es el momento de aplicar las reglas que Sunt Zu en El Arte de la Guerra nos ofrece. Así el relato no se define por una carrera contrarreloj como normalmente suelen ser los thrillers, más bien nos envuelve en la calma y el karma de la cultura japonesa. No respira la ansiedad en la resolución, más bien, la acción se desarrolla esperando el momento idóneo para coger desprevenido al enemigo. Mientras uno se entrega a la lectura con las ganas de más, sientes los pasos silenciosos e invisibles del protagonista deslizándose por sus líneas. Desde una narrativa muy correcta en tercera persona con un observador omnisciente, respiras la tradición en sus letras. Más aún, percibes la disciplina del samurái, la lealtad, la amistad, el valor de la familia, la belleza sutil, la confianza, el valor de “la palabra de honor”, el sentido de la venganza más allá del odio. Contemplar la muerte como un estado transitorio a otra dimensión. Y sobre todo, el amor, en todos sus aspectos. Pandemia Selectiva no es solo la conspiración, la ambición, la avaricia del poder y el dinero, la muerte como el mal menor para obtener todo ello. Un mundo tecnológico envuelto en tradición; el equilibrio del pasado con el futuro más inminente. Una historia donde la ficción puede ser realidad y está más cerca de nosotros de lo que podamos imaginar. Porque en esta historia ficticia, la ficción es posible.

Un libro que emana la conciencia del tiempo que vivimos, sin la aceleración de Occidente y en la paz de Oriente. Una historia donde la estrategia y la frialdad debe estar por encima de las emociones. En una palabra, Pandemia Selectiva es la templanza de la acción, la evasión de la mente en imágenes pausadas, pero siempre en movimiento. Un libro muy recomendable para todo tipo de lector que busque entretenerse, calmar su día y disfrutar del suspense y el thriller sin lo macabro y soez de la novela negra. Con un muy buen sabor de boca.

Se agradece a Nicolás, la introducción en muchos de sus capítulos de fragmentos de El Arte de la Guerra de Sun Tzu para entender mejor la estrategia y el carácter que se ha de adoptar ante el enemigo.

“No hay nada que canse más que el fracaso”

Blog literario, reseñas

Nicolás López Cisneros, escritor

Enlaces:

Amazon Pandemia Selectiva

@ContratameYGana

Blog