Herida de Beatriz Cáceres

Blog literario, poesía

Herida, regalo, poesía, versos

No existe mayor felicidad que un día sin más, en un simple saludo, tu amiga te haga un regalo sorpresa. Un presente, un acto de cariño y amor, que no lleva lazos de seda, ni precisa de papel de celofán. Es tan intangible como eterno; tan puro como bello; tan versado como la paz del alma.

Este es el regalo que mi queridísima amiga Beatriz Cáceres me ofreció estos días pasados. No necesitamos un dispositivo tecnológico para comunicarnos y hacernos sentir.

En mis peores momentos, siempre está.

Deseo compartir este poema para la grandeza de sus letras resplandezca y, la grandeza de su persona me acompañe por siempre.

Si supieras que donde acabo

el límite no duerme

y ardo cada vez

que se me va la vida.

En cada día y

en cada una de las noches

en las que me reniega el agua.

Entonces, se me deshacen las manos,

¿Por qué, no sabes?

Dicen que nadie es más ciego

que el poeta,

los sentidos le ahogan los ojos.

El verso exige un alma rota

y si por rozarlo apenas soy herida,

nada puede salvarme.

De su boca,

de la mía.

5 Comentarios

      • Así es. Su amistad es ya en sí un regalo, mas sus versos un tesoro. Mil gracias, de verdad.

  1. Muchas gracias a tod@s.
    Un poeta que me apasiona, Chesare Pavesse, escribió Canción de las cosas Simples y en él supo dibujar verso a verso, la pasión por la vida, por las pequeñas cosas que nos aportan arraigo y que apasionan.
    El camino es largo, nos queda mucho por aprender y por descubrir y hacerlo con personas como tú resulta ser todo un regalo.
    Un beso enorme, Dolors.

    • No puedo añadir más, eres un tesoro que guardo cerca de mi corazón. Gracias, gracias.

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 11.373 suscriptores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: