Un día más

 

Blog literario, relato

Un día más. Relato, depresión, tristeza, apatía, dolor, tristeza, muerte, pensamiento, emociones

Hoy es el Día Mundial de la Depresión, quiero aportar un granito, para la comprensión de esta enfermedad que menoscaba la vida de millones de personas. Quizás, para muchos que podáis leer esta entrada no vaya con vosotros o, simplemente ni la consideréis una enfermedad. Pero puedo asegurar, afirmar y confirmar que es tan cruel como un cáncer y que mata, mata millones de personas que solo viven en la oscuridad de su pensamiento. También se cura, con ganas, motivación, persistencia, constancia, comprensión y amor.

Puedo afirmar y confirmar qué, para mí, escribir es mi motivación, mi energía, mi disciplina.

No prejuzguéis a los enfermos de depresión.

a5a8d-tumblr_nfh4wf2psb1r459qyo2_500

 Tengo la certeza de que nací ya así. ¡Sí! de esta manera, como explicar: triste y sufriendo. Me declaro sufridora, sufridora de la palabra dicha, de la no emitida; sufridora del gesto explícito y del que no se ve; sufridora de tan solo dar un paso y, cuando parada miro al horizonte. Tanto dolor provoca en mi alma cualquier insignificancia, que desborda mi vida. Así nací, crecí y a estas alturas de mi vida, creo que moriré. Algunos pensarán que vaya desperdicio de vida, posiblemente, pero también, puedo afirmar que a pesar de ello, vale la pena.

Es esta tristeza, quizás melancolía, o tal vez nostalgia de todo lo no vivido la que envuelve, como en un regalo con cintas de seda y colores, mis días. Días, tantos días, cuyas mañanas se inician con el cansancio de no querer abrir la ventana al sol, de no mirar por el balcón el transitar de la gente acelerada por el tiempo o aquellos que en su ocaso, pasean sus últimos días. ¡Sí! así empiezan muchos días, con la pereza enganchada a la piel, la apatía de ser y no estar. Mas, empujo mi trasero con una patada de judoca, para salir de mi cama, fría como el mármol, pues en muchos de mis sueños el colchón se convirtió en lápida. En fin, dejo reposar las sábanas mientras arrastro los pies a mi escritorio, ¡pobre, lo que debe aguantar! Ya está acostumbrado al desorden de mis ideas, a mi media sonrisa forzada por los buenos días, y a exprimir las teclas de mi Pc con la rabia de querer y no poder. Un alarde es para mí, muchas mañanas, mantenerme en mi silla aposentada más de diez minutos, sin la desesperación de responderme ¿vale la pena? ¿Vale la pena el trabajo de acallar mi conciencia?, ¿vale la pena respirar el aire corrupto de tanta infelicidad?

Muchos opinan, dicen, critican, juzgan e, incluso censuran mi vida, respondiéndome ─ ¿De qué te quejas?, lo tienes todo, no tienes problemas. O me dicen ─Estás así porque quieres. Y ante tales preguntas, ante tanta respuesta, mi impotencia crece, un globo heliooestático que toma altura a velocidad supersónica, sin saber ni encontrar las palabras adecuadas y exactas, para explicar que sucede en mi interior, las charlas que se producen entre la mujer realista y aquella idealista, que nunca encontró su lugar. Y así transcurre la mañana entre la amargura de no encontrar el emoticono que me saque una sonrisa y la pena de no aprovechar más y mejor los minutos. Es a las doce del mediodía, la hora del Angelus y del Ave María, cuando con el corazón en un puño, encogido por el dolor y ahogado por la falta de aire, decido recostar mi cabeza en el sofá, para dar tregua a tanto pensamiento vacío de buenas ideas y a una lengua agotada de no hablar. Y es que las paredes tienen una conversación muy aburrida, no suelen leer libros, aunque en ocasiones escriban en sus muros, palabras inconexas y sin sentido: un te quiero a algún fantasma, que de vez en cuando, hace acto de presencia. También suelen garabatear «no existo», jajaja pienso ¿será una sentencia profética?

En fin, mi cabeza descansa ante tanto desgaste de no hacer nada, y mis piernas inquietas por salir a correr por un camino sin fin, aceleran mi pálpito, buscando el límite de mi respiración.

Intento distraer mi mirada con algún libro o, simplemente, con la televisión esa caja tonta que de tonta tiene poco, educando una sociedad oxidada por la apariencia. Pero no hay más aburrimiento que mirar y no ver, leer sin entender, así que a poco de dos líneas un sueño desgastado por la noche de insomnio, hace acto de presencia para consumir el mediodía y parte de la tarde, en dosis de duermevela.

Entre cabezadas, amodorrada por la soledad, se despierta alguna idea que escribo en mi libreta de páginas cuadriculadas como mi rutina. Escribir, un acto que fatiga mis dedos al extremo de anquilosar cada falange a golpe de tecla. Es el dolor de aporrear el ordenador a base de comunicarme con el exterior, quien me recuerda que no vale la pena. No vale la pena hablar sin decir nada; no vale la pena intentar ser invulnerable a cada ausencia o superar este enfado que se desdibuja en mi boca por tanto olvido.

Lo peor de todo es la noche, que intenta aferrarse a una razón para seguir existiendo un día más. Cansada ya de las horas de vacío en el estómago, de dolor en mis huesos, de aprehensión en mi corazón y del tormento de mi mente; ahueco mi alma en mi colchón marmoleo a la búsqueda del sueño eterno.   

Blog literario, relato

Un día más. Relato, depresión, tristeza, apatía, dolor, tristeza, muerte, pensamiento, emociones

35 Comentarios

  1. Ets perfecta tal com ets! Amb el suport de tots els que t estimem farem sorgir una dona nova!😘

  2. Contigo, contigo en la distancia, no soy pared ni sombra, ni noche, ni falsa.
    Ni sólo palabra bien queda…
    Entiendo tu oscuridad esclava,
    tu lucha por vencer,
    levantarte al alba
    victoriosa en la batalla,
    y ese dolor de rodillas
    al doblarse tu alma
    cuando amanece y tus ojos
    no consiguen ver blanca
    la espuma que se amontona
    en un batirse de armas
    la lucha que nunca acaba.
    Contigo, en la física distancia!
    Constandome que somos muchos
    tus aliados en armas.

    • Mil gracias, África. Precioso como todo lo que escribes. Besos

  3. No me resisto a escribir, a vuelo silencioso de mis palabras, que es bien cierto, la vida fue esquiva con quien, como tú, sacó fuerzas de donde no las tenía, para seguir luchando, fiel a la vez que cautiva, de su propia alma. No, no estás sola, al igual que tú, somos muchas otras almas clamando a lo injusto de no saber volar y abandonar con pasión lo que tanto nos daña… no, amiga, no estás sola, al igual que tú, millones de almas tristes y solitarias se buscan tras la niebla de su denostada y efímera esperanza.

    Un abrazo enorme y muchos ánimos! Oh, y no te rindas jamás!!

    • Sí, Frank, somos muchos que en silencio vagan su sombra sin saber donde agarrarse para no caer. Somos muchos que necesitamos manos amigas, de las de verdad, no esas que por puro postureo se acercan por compasión. No quiero la compasión de nadie, solo comprensión y un abrazo como el tuyo,
      Y te abrazo para qué no te sientas solo.
      Un beso enorme. GRACIAS por estar.

      • La verdad está en tu corazón, él sabrá en cada momento en quién o dónde está la verdadera amistad. Un apretado abrazo cargado de energía positiva amiga mía!!

  4. Generalmente las personas no comprenden la magnitud emocional y sentimental de la psique de una persona en depresión, es duro el camino para aterrizar en ella, y darse cuenta que no es un capricho sino que son muchos los factores que hacen de una persona ser depresiva. 👍 desahogo

    • Asi es, Máximo se necesita más información. Gracias.

  5. Querida Dolors, sí, es una enfermedad muy cruel que requiere comprensión, respeto, amor y ayuda. Solo puedo decirte que eres un ser especial, querido, con unas cualidades extraordinarias, entre ellas tu talento literario. No estás sola, aquí tienes manos amigas. Un relato duro, fiel reflejo de lo que están pasando muchas personas que sufren, ese sufrimiento del alma, intangible pero real como un zarpazo y del que afortunadamente se puede salir, Un fuerte abrazo, te quiero mucho.

  6. Tanto dolor provoca en mi alma cualquier insignificancia, que desborda mi vida. Así nací, crecí y a estas alturas de mi vida, creo que moriré. Algunos pensarán que vaya desperdicio de vida, posiblemente, pero también, puedo afirmar que a pesar de ello, vale la pena.

    Creo que en los momentos de bajón te tendrías que pegar como las lapas a la roca a lo que tu misma escribiste ” puedo afirmar que a pesar de ello, vale la pena.” porque es cierto y ese debería ser tu estandarte. Vales muchísimo y lo sabes, pero si no, aquí estamos los que te apreciamos de corazón para recordártelo.
    Animo mi princesa y no desfallezcas nunca.

  7. Mi querida amiga, es difícil, pero se sale de la depresión. Un día amaneces ilusionada con algo mínimo y se va engrandeciendo hasta convertirse en tu flotador. Si tienes paciencia y buena voluntad, sin prisa, puedes conseguir todo lo que te propongas. Lo ultimo que se puede hacer es pretender salir de la tristeza de un día para otro. Todo fin conlleva un duelo y la depresión, debe morir para dar paso al resto de tu vida. Siempre que me necesites aquí estoy. Lo sabes. Un abrazo enorme.

  8. Tienes dos grandes ventajas. La primera es tu necesidad de expresarte, que saca fuera un poco del lodo que te inunda. La segunda, que sabes que está ahí, que la bestia se esconde, acecha disimula; pero está ahí. Lo sé. Lo sé, porque yo también la veo.
    Y debes darle las gracias. Debes explicarle que, de no ser por ella, nunca hubieses logrado sentir, valorar y expresar tantos sentimientos. Que tiene la culpa de cada letra que viertes, de cada lágrima que escribes; de cada éxito que logras, de la rabia que te empuja y te rebela. Que no es ella quien te posee, sino que tú la albergas. Que, si quiere vivir contigo, va a tener que aguantarte.
    Y, si no, que vaya buscando, si puede, otra alma tan hermosa, como la tuya. ¡Que tenga suerte, qué le vaya bonito!
    Con todo mi amor, en el sentido más shakespeariano del término, porque te entiendo, porque sé donde está el fondo y que, gracias a Dios, ni allí abajo va tu alma a llorar sola.

    • Gracias es una reflexión preciosa y muy cierta. Tengo suerte de poder de escribirle cartas de desamor para que me abandone. Mil gracias.

  9. ¡Ay, Dolors! Después de leer esto, quien no te entienda es un necio. Eres maravillosa, y más fuerte y luchadora de lo que crees. ¡Y qué bonito escribes!

  10. Conmovedor, perfecto y muy real. Es algo que mucha gente no entiende pero que está ahí. Yo soy una persona que tiendo al pesimismo conmigo misma pero para los demás soy positiva, siempre intento animar para que se encuentren mejor. Es una enfermedad que requiere de mucha ayuda, comprensión y paciencia. Lo has escrito tan bien que no hacen falta más palabras. Un beso y sigue deleitándonos con tu maestría.

    • Intento ser positiva y por eso escribo y me vacio para expulsar todo lo negativo que hay en mí. Me duele que se estigmaticen a las personas sin conocerlas. Gracias y mil veces gracias, por todo Sandra. Besos.

  11. La pasión que encierra la conjugación de palabras que tan bien sabes crear es suficiente motivo para que te consideres orgullosa de ti, y, a la vez, un medio para hallar felicidad. Una entrada realmente conmovedora, un abrazo y mucho mucho ánimo:)

  12. Querida amiga, nadie antes había leido tan perfectamente mi alma, eso eres una lectora de almas. Y sin saber sabiendo comprendo y comprendes cada dolor oculto a la vista de los demás, pero tan devastador a nuestro interior.

  13. La parte interesante de la vida, es ser imperfecta ante lo perfecto. La depresión como muchas enfermedades ataca nuestra alma. Son tantas las formas que ahora dictan el como debemos vivir, y como debemos ser felices, que todo nos causa conflicto. Poseo una habilidad, que no me agrada del todo, puedo entender muchas cosas sin haberlas vivido. He experimentado muchas situaciones sin haberlas elegido y conocido personas muy caóticas. la desventaja de esta habilidad es que de la misma forma que experimentas la felicidad en todos sus matices, la contraparte igual. No puedes dejar de ver la oscuridad. Tu puedes conocer la oscuridad, a veces tan solo tenemos miedo a lo que no vemos en ella. Podemos tener todo, pero en cierto momento eso no significa nada. Y es valido sentirlo. La vida es esa gamas de colores que pasaremos una y otra ves mientras sigamos en ella. Cuando conocemos las razones o motivos de nuestra tristeza, dolor, llanto, es más sencillo hacerles frente a pesar del miedo. Desafortunadamente nosotros creamos y alimentamos esos monstruos, pero como cualquier escritor u obra nuestra, somos los autores y tenemos el poder de transformarlos. Eres una excelente escritora y eres capaz de transformar o reinventar cualquiera de tus obras. Sonrie =D

    • Realmente quisiera transformar muchos momentos y cosas vividas, de la misma manera que el final feliz de un libro. Pero me siento limitada, incapacitada para hacerlo. Tan solo, me queda aceptar e imaginar que todo es posible.
      Gracias, Nancy por tus palabras. Un beso.

      • A veces solo necesitamos tiempo. El alma sana lentamente, como el cuerpo. Solo date tiempo. Besos

        • Lo sé, pero el tiempo después de tantos años en el abismo, es tan intangible como incierto.

  14. Muy cierto y real lo que cuentas, quien haya pasado por algún periodo así, o haya tenido a alguien cercano con depresión, no tiene ninguna duda: apoyo y cariño, además de ayuda profesional (no es nada malo, es muy necesaria, ayuda a encontrar el camino, digan lo que digan los demás).
    Si es tu caso, seguro que ya sabes que no estas sola en esto, y que hay más personas que viven o han vivido algo similar. Tienes mi ánimo y apoyo, un abrazo !

    • Muchas gracias, así es ayuda, comprensión y apoyo.

  15. Conmovedor y duro al mismo tiempo, lo que escribes. Pero estoy segura, porque a mí me pasa, que escribir es tu liberación, aunque no tu cura, pero poco a poco, desnudando el alma, liberándolo de todos sus fantasmas, abriéndote a la vida con tus letras tan certeras, irás conociendo la alegría, el optimismo, el amor a la vida, aunque sea tan ingrata muchas veces.
    Un abrazo.

    • Muchas gracias. Poco a poco, con voluntad todo se consigue. Gracias de corazón.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Un día más | FRANKYSPOILER´SCRT - […] Origen. Dolors López​. Las doloridas letras de una superviviente a la vida.  Un día más […]

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 11.346 suscriptores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: