Reseña: EL RENCOR DE LA MONTAÑA INSOMNE de Samuel Vernal

Blog literario, reseñas

El Rencor de la Montaña Insomne, misterio, suspense, acción, Historia

“izioqui duguguec aiutuezdugu.

Hemos sido puestos a cobijo, hemos sido salvados a nosotros no se nos ha dado ayuda.”

Primeras Glosas en vascuence.

El idioma de un pueblo se entiende como la manifestación de la idiosincrasia y la identidad de un grupo o comunidad a través de la comunicación oral y escrita. Aceptar, reconocer, hablar y asumir un idioma te hace partícipe de ese pueblo que reivindica como propio un territorio, una cultura y un idioma. Mucho se ha discutido sobre el origen del euskera o el idioma vasco, una cosa es segura, es el idioma más antiguo vivo en Europa. Su origen se desconoce, aunque muchos, lo remontan al Neolítico. Según estudiosos como, Theo Venneman, lingüista de la Universidad de Munich,  “el euskera es la única superviviente de toda una familia idiomática europea”. La referencia histórica escrita que tenemos sobre el euskera se encuentran en las Glosas Emilianenses. Las glosas son las anotaciones o notas al margen de los textos en latín para su mejor comprensión. Estas aparecen en el Códice Emilianense 60 compuestas y encontradas en el Monasterio de San Millán de la Cogolla, junto a glosas en el primitivo romance castellano.

Será precisamente las Glosas Emilianenses y el origen del euskera, el hilo argumental de la primera parte de esta trilogía que nos presenta Samuel Vernal, en el Rencor de la Montaña Insomne. A partir del hallazgo de dos fragmentos del Códice 60, el autor nos traslada por una trama de acción, donde el suspense se respira desde el inicio del libro, sin olvidar la muerte y el crimen que alrededor de dicho misterio y enigma se comete, y donde los protagonistas encierran más secretos de lo que aparentan.

David Vanner es seleccionado en período de prueba en una gran multinacional, Artechnia, dedicada a sistemas informáticos y alta tecnología, fundada por la familia Bechs. Paralelamente, su novia Anne Wellington, viaja de Londres a Bilbao, para instalarse definitivamente con su prometido. Anne una vez instalada, encuentra trabajo como filóloga en la enigmática Fundación Petunia, estandarte del estudio lingüístico del euskera, para nalizar una copia del Códice 60. David y Anne, quedaran absorbidos por sus nuevos empleos, tanto por el trabajo que deben desarrollar como por las circunstancias que los rodean. Muertes repentinas, todo se inicia para David con el suicidio de Tomás Benguría, jefe de uno de los departamentos de Artechnia, envuelto en un despido y en una separación matrimonial. Pero su muerte destapa el cajón de los truenos, pues antes de ella, Tomás andaba tras la pista de un misterio que puede poner en peligro, los cimientos de Artechnia. David junto a  su supervisor, Ander Goikoetxea, deciden resolver el misterio de la muerte de Tomás y todo lo que aquél había descubierto.  

Si, David se ve envuelto en una trama de misterios y muerte por resolver,  incluso la organización jerárquica de la empresa es uno más, Anne también sin pretenderlo, quedará abducida por los enigmas que encierra la Fundación Petunia y el trabajo a desarrollar. Entre ambos se produce, el distanciamiento  como pareja. Anne se presenta como una mujer adaptable, “resolutiva” y analítica, de su vocación su profesión. El euskera es un imán de atracción para ella, a pesar de ser británica. En las situaciones difíciles, demuestra su capacidad de reacción. Segura de sí misma, la maternidad es un reclamo para ella. Por otro lado, David es independiente, sin arraigos familiares aparentes, el sexo su obsesión; el insomnio su perdición. Su ambición, es el motor para lograr todo aquello que desea.

Hace gala de su atractivo físico, para ser el centro de atención.  Autosuficiente y seguro de sí mismo.

“La ambición era uno de los hilos que entretejían su noviazgo y muchas veces había servido de nexo de unión a la hora de seguir dando pasos juntos…Para David se trataba de lograr el éxito, mientras que Anne sentía verdadera vocación por lo que había estudiado”

Los protagonistas son acompañados por una serie de personajes que en sí mismos, son un misterio. Destaca la bondad y generosidad de Ander Goikoetxea frente a la disciplina y hermetismo de Lourdes del Río, la “jardinera” supervisora de Anne, la “arrogancia de la juventud” de Mechero o el despotismo de Sharon Van Roden. Una jungla de personajes donde confluyen todos los aspectos y emociones del hombre. Maldad, bondad, orientación sexual, nepotismo, la infidelidad, la amistad, la lealtad, el compromiso, la confidencialidad, el sexo, la angustia, los ataques de pánico. Las ganas de vivir.

Ante todo, Samuel Vernal, indaga más allá de la intriga y la acción, para ceder paso a cuestiones y teorías históricas sobre el idioma vasco y su origen. Centrarlo territorialmente entre la Rioja-Alavesa y Bilbao, seguramente esa territorialidad, su geografía y aislamiento de los demás pueblos, mantuvieron vivo el idioma. El autor nos conduce con un ¡ay!, por cada página para mantener al lector absorto sobre una herencia ancestral perpetuando un linaje y transmitiendo en el tiempo el legado de un gran secreto por descubrir.

Desde la tercera persona, con una prosa descriptiva rica en referencias y teorías históricas, las acerca al lector con matices del lenguaje actual y contemporáneo. Una puesta en escena única y mágica, La Rioja-Alavesa y la ciudad de Bilbao. Alterna los momentos que vive David con los de Anne, para confluir en el misterio que los relaciona. Giros inesperados que desconciertan y por ello, te mantienen en una lectura muy adictiva, rápida y en muchas ocasiones, acelerando el ritmo cardíaco por la adrenalina de la acción.

Un libro donde la Historia se presenta a través del idioma y su origen, pueblos remotos, y la herencia ancestral. Una historia envuelta de mucha acción, pero a la vez de reflexión, sobre el poder, el control en los demás. Una narración donde el misterio y el secreto a veces se puede confundir con la fantasía de la retórica para concluir, en un final por desentrañar. Un libro con protagonistas muy atractivos y atrayentes, donde nadie es, quién dice ser.

Los instintos primarios del hombre sobre la mesa para resolver el gran secreto. La venganza, el dolor, la confianza, la culpa, la enfermedad y la muerte. Y, por supuesto la religión, pues a través de las analogías místicas y bíblicas se intentan explicar y analizar los grandes misterios.

Un gran libro para adictos al thriller, a historias del estilo de Umberto Ecco o Dan Brown, a amantes de la Historia, y por supuesto, a los amantes del misterio y los  enigmas.

“Todo se repite, David, como ocurre con el ciclo biológico de la vid”

“…nada es eterno, que todo es un viaje de ida y vuelta, y que todo se repite. Las puertas están constantemente abriéndose

Blog literario, reseñas

Samuel Vernal, escritor

Enlaces:

Amazon El Rencor de la Montaña Insomne

Twitter

6 Comentarios

  1. Un título enigmático y atractivo. Sin duda un libro que promete, ¡excelente reseña, Dolors!

    • Gracias, Blanca. Un libro con muchos ingredientes que atraen al lector. Historia, acción, muerte, traición, un paisaje atractivo…La recomiendo, además de muy cuidado en su presentación y con un estilo impecable.

Deja un comentario

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: