Reseña: NINGÚN ESCOCÉS VERDADERO de Ana Ballabriga y David Zaplana

Blog literario, reseñas

Ningún Escocés Verdadero,novela negra, thriller, suspense, intriga

“Somos seres de perversidad inmensa cada uno de nosotros; villanos para quienes no existe más Dios que sus deseos, más leyes que los límites de su resistencia, más cuidados que sus placeres; sin principios, desenfrenados, disolutos, ateos. Indudablemente existen muy pocos excesos que no cometamos.”    –Marqués de Sade

Ante mí y para vosotros el Premio del Concurso Indie de Amazon, y me pregunto ¿por qué este libro y no cualquier otro? Siendo sincera me puse con su lectura con cierto miedo. Mi razón: cuando un libro es premiado o destacado, se espera que tu opinión coincida con la mayoría, pero ¿y si al leerlo mi opinión era diferente? Así que inicie mi lectura, con mucho retraso, pido mil disculpas a Ana y David. Y esta es mi reflexión.

Una tirada del tarot gitano, introduce cada capítulo de este libro, como hilo conductor de una historia compleja y adictiva, donde la intriga, el suspense, la acción, la violencia, el sexo y el crimen se ponen al servicio del misterio y los secretos que se tejen alrededor de la Iglesia y la reflexión metafísica. Una historia que hila otras historias donde la Historia, los personajes míticos y bíblicos, los pueblos malditos y el Arte son el argumento para fundamentar la depravación y la maldad del ser humano. Y como siempre me pregunto, ¿la realidad supera a la ficción? Pues estos dos escritores, Ana y David, consiguen creerte lo que en sus líneas han escrito con la maestría del buen género de la novela negra y del suspense. Nada tienen que envidiar a Dan Brown.

Elías, un detective privado al servicio del arzobispado de Murcia, tasador de arte, recibe la orden de recuperar la Cruz de Caravaca robada en 1934. A la vez debe participar en la subasta de una pintura cuya autoría se le asigna a Bacon, en Madrid, por orden del Obispo de Murcia. Será en Madrid y tras el robo del cuadro cuando su vida se cruza con Alicia Silva, una pelirroja espectacular. A partir de este momento, se desencadena la acción trepidante, en la que ambos misterios el robo de la Cruz y el del cuadro tienen el mismo destinatario y un mismo objetivo.

Elías a lo largo de la historia evoluciona y crece proporcionalmente a como se complica, un ovillo de lana enredado que deberá desenredar encontrando el principio y el fin de la madeja. Joven, meticuloso, obsesivo con la estética y su concepción, observador, “paciente, cariñoso y reservado”, no cuestiona los dogmas, “verdades” y doctrinas de la Iglesia. Educado bajo la protección de su tío el Obispo acepta, todas sus directrices. Tradicional y conservador, religioso, una vida confortable, cómoda en un matrimonio convencional. El “niño bien” que toda suegra quisiera para su hija. Pero esta imagen que se nos presenta al principio, sufrirá un cambio radical por los hechos que le toca vivir.

La protagonista femenina, Alicia Silva o L, como realmente se llama, es una mujer que deja su huella por donde pasa, con un pasado duro y cruel, su vida en el circo y bajo la custodia de su tío mago y alcohólico, marcará su forma de entender la vida. Sus orígenes determinarán quién es, y la causa de despropósitos morales, sociales y como se manifiesta el ser humano con maldad y violencia. Hecha a si misma desde el momento que toma conciencia de la realidad se cuestiona todo, y encuentra en la meditación y el yoga la fórmula para salvar y solventar todas aquellas situaciones que ponen al límite al ser humano. Amante del arte, su concepción es radicalmente opuesta a la de Elías. L es una mujer con “Aspecto de ángel y corazón de diablo”. El sexo es para ella la forma natural de vivir: “Crecí disfrutando de mi sexualidad, aprendí a gozar y a dar placer”. Es la heroína desprovista de prejuicios morales, sin miedo a nada ni a nadie.

Elías avanzando en su investigación descubrirá “verdades” difícil de admitir, cuestionando todos aquellos valores en los que ha sido educado, como la fidelidad, la doctrina católica, la lealtad, la justicia y la familia. El ritmo de sus actos se acelerará de la misma manera que se complica la acción y la historia. Y si inicialmente es lento, pausado y escrupuloso se verá obligado a ser más impulsivo y visceral según los hechos. Pues nadie es quien dice ser. Actuando más como el investigador de una película detectivesca con allanamientos, ganzúas, disparos, secuestros, torturas, muerte…

Los dos protagonistas están acompañados por un desfile de personajes secundarios necesarios e imprescindibles en la historia como el Obispo que esconde más de lo que muestra, es la mecha que enciende la bomba de crueldades, mentiras, secretos y misterios en nombre de Dios. O el tío de L, el mago, cuya moral y principios se basan en la protección y defensa de su gente, la del “circo”. El Papa, o Midas, al servicio de la opulencia. Otros, complican más la trama para cuestionar a los personajes como Caridad, la esposa de Elías, Alfredo, el vicario, o Delia, la hermana gemela de Elías.

La trama desde el principio se gestiona en misterios religiosos. La confrontación de la doctrina católica frente a la de los pueblos “malditos” como los agotes, los cátaros y los gnósticos, que fueron relegados a la marginación y la xenofobia, cuya concepción del “misticismo” y la “palabra de Jesús” se basaban en la espiritualidad y la reflexión interior: “Eran gnósticos y como tales renunciaban tajantemente a todo lo material, pues lo consideraban impuro, siendo lo único bueno el mundo espiritual”. La opulencia y materialismo frente al misticismo y la pureza de ideas. Los autores mezclando simbolismos como la “pata de oca” o el nombre del circo: “El Circo Escocés”, o la referencia a la mitología y a personajes bíblicos como la historia Judith, consiguen cuestionar a la Iglesia o definir a los protagonistas.

“no pudo evitar trasladar sus sensaciones a la Judith bíblica. Una mujer sin escrúpulos, despiadada, que se colaba en la tienda de Holofernes   fingiendo ser casta y pura, dispuesta a sacrificar su virtud para proteger a su pueblo…”

Por otro lado, consiguen integrar en la línea argumental dos concepciones opuestas del arte. Duelo conceptual entre Elías, “el arte es la estética” y L para ella es “la percepción subjetiva del artista”-

Ana y David, a partir de un narrador en tercera persona nos arrastran a una historia actual, donde el pasado histórico es otro de los protagonistas. Así el proceso de documentación y trabajo es patente. El escenario es por la región de Murcia principalmente, Cartagena, Murcia, Caravaca, lugares conocidos por mí. Un viaje al Valle del Baztán y de forma sutil, Madrid. El lenguaje utilizado es directo, actual y sin modismos. Dando prioridad al argumento en sí. Giros inesperados para integrar ciertos personajes y despistar al lector sobre su final sorprendente. Golpes de efectos para mantener el suspense y la intriga. Consiguen incorporar el pasado y recuerdos  de L, como una historia paralela al hilo argumental, para confluir en el final. Sin olvidar las escenas de sexo explícito y de prácticas sexuales que pueden ser cuestionadas moralmente. Y en algún momento la fantasía de ciertas escenas.

 Un libro para leer con la mente abierta a sus escenas de sexo, tortura y muerte. No cabe la sensiblería ante sus líneas. A pesar de que ante tanta dureza escénica se esconde una historia de amor, relegada a un segundo término. Una novela que cuestiona principios morales como la fe, el incesto, la culpa, el celibato, la corrupción, la lealtad, la justicia, la mentira, la perversión,el ostracismo, las drogas, los vicios, la salvación espiritual y los prejuicios sociales. Y si el fin justifica los medios. Una historia que pone en entredicho ciertos valores de la doctrina católica y de parentesco. Un libro sobre la doble moral y el sentido que le damos al concepto de la verdad.

Un Premio Amazon merecedor por la complejidad y la adicción de la historia. Y el buen trabajo de los escritores en documentación e ingenio.Muy recomendable para los amantes del género más negro, de intriga y suspense. Y los no susceptibles moralmente. Personalmente, como es mi género preferido junto a la novela histórica, y los aúne, me ha enganchado.

“la verdad no existe, que todo son interpretaciones, en este caso del amor, la espiritualidad y la belleza”.

“somos conscientes de lo relativo de la verdad y nos dedicamos a pensar, a razonar y a valorar diferentes opciones para quedarnos con la menos mala”

Blog literario, reseñas

David Zaplana y Ana Ballabriga, escritores

Enlaces:

Amazon Ningún Escocés Verdadero

Twitter de Ana Ballabriga

Twitter de David Zaplana

4 Comentarios

  1. Lo compré cuando ganó el concurso junto con el resto de finalistas y poco a poco los voy leyendo (ya he leído tres: Las voces perdidas, Patas arriba y La viajera del tiempo). Esta será una de mis próximas lecturas. Gracias por recordármelo

  2. Excelente reseña, Dolors!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Reseña: NINGÚN ESCOCÉS VERDADERO de Ana Ballabriga y David Zaplana | FRANKYSPOILER´SCRT - […] Origen Dolors López: Reseña: NINGÚN ESCOCÉS VERDADERO de Ana Ballabriga y David Zaplana […]

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 328 suscriptores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: