Reseña: EL SUEÑO DEL KOALA de Alberto del Vado

Blog literario, reseñas

El Sueño del Koala, suspense, intriga, novela negra

El insomnio se define como dificultad para iniciar o mantener el sueño y puede manifestarse como dificultad para conciliar el sueño.

Wikipedia

Quien sufre de insomnio sabe el padecimiento que significa no poder conciliar el sueño, por muchas ganas que se tengan de dormir, y la repercusión física y emocional que representa para el insomne en su vida. Cansancio durante el día, falta de atención, lentitud en la acción, incluso depresión. Si introduzco esta reseña con esta mini explicación es porque parte de esta historia se basa en el insomnio. El insomnio se produce por muchas causas entre ellas por un hecho traumático.

Y eso es lo que le sucede a Arturo Martin, ojo con el apellido, semanas sin conciliar el sueño desde la muerte de su hermano Daniel su gemelo, en un aparente “accidente de tráfico”. Martin con mal de conciencia se considera culpable de su muerte, pues esa noche fatídica los hechos tenían que haber transcurrido de otra manera. Esa culpabilidad se acrecenta por los reproches de su madre ante la vida licenciosa de Martin, causa para ella de la muerte de su otro hijo. La visita de Cristina Jiménez y su compañero Caravaca, miembros de la policía judicial, para preguntarle sobre el proyecto en el que trabajaba su hermano, ingeniero bioquímico de la farmacéutica Propharma, y su muerte enciende las alarmas en Martin.

Repasando los hechos de aquella noche traumática, Martin sospecha y presiente de que la muerte de Daniel no fue un simple accidente, y con la ayuda de Hacker Mate, el friki de los frikis, jugador obseso de ajedrez, experto y hacker informático, pues no existe sistema informático o base de datos que se le resista, personaje peculiar por su forma de vida, inician a investigar por su cuenta sobre el trabajo de Daniel. A ellos se suman otros personajes variopintos por su forma de vivir o por su relación con los bajos fondos y la delincuencia como Roberto, hermano de Julia la novia de Daniel; el sargento de la Guardia Civil Gascone, jugador también de ajedrez y juegos de rol, y Julia, una experta bióloga.

Tirando de una madeja demasiado enrollada y con más nudos, descubren una serie de hechos excesivamente peligrosos para los clientes y pacientes de un nuevo producto farmacéutico y la conspiración, estafa y corrupción que genera su lanzamiento. Personajes cuya ambición y poder personal se sobreponen al bienestar social de su trabajo, caso de Torquemada, Checa o Poveda.

Alberto del Valdo nos hace un recorrido por el mundo de los tejemanejes de la industria farmacéutica, el poder social de estas, y la corrupción de servidores públicos. Sirviéndose del mundo más violento de la delincuencia como los traficantes de droga y las bandas latinas. En el otro lado de la balanza, nos presenta la manera de descubrir ese mundo corrupto a través de la investigación, el acceso “pirata” a los organismos públicos en nombre del bien común y como no, conocer la verdad sobre la muerte de Daniel.

Para ello nos presenta a un protagonista que necesita redimir la culpa asumida, un insomne con todos los síntomas de depresión “un psicólogo llegó a la conclusión de que tenía un trauma provocado por la muerte de mi hermano que había derivado en una depresión que sumada a mi ansia excesiva para recuperar el sueño me impedían dormir”. Martin necesita a más, demostrarse que es capaz de “normalizar” una vida, volver a ganar la atención y el afecto perdido de su madre, mantener el recuerdo de su hermano y limpiar su nombre de cualquier sospecha. Sentir el amor verdadero. La relación con sus “amigos” le ayudan a ganar seguridad, y aunque el sueño no le llega de forma natural, consigue arriesgar su vida por la “verdad” aun sabiendo de las consecuencias que pueden afectarle. Sus “amigos” son eso, lo que se espera de ellos ante una llamada de “socorro” la ayuda, el apoyo y la total implicación para solucionar los problemas de Martin.

El autor limpia los prejuicios y estigmas sociales que se tiene contra diferentes grupos sociales que se desmarcan de lo entendido por “normalidad”, aquellos que viven en un mundo de ciencia-ficción, comics y ciberespacio,  por otro lado evidencia valores importantes para el ser humano como la fraternidad como tal, el afecto y el apego entre hermanos por muy diferentes que sean; el amor materno-filial, la importancia de la aceptación, reconocimiento y la valoración de la madre en todos los aspectos de la vida. El amor entre hombre y mujer, y como somos objeto de experimentación para los grandes lobbies que dirigen nuestra existencia.

Todo ello en primera persona, Martin nos va relatando en presente los hechos, recurriendo en ocasiones al pasado para presentarnos a algunos de los personajes. Diálogos a  doquier donde el humor mordaz e irónico intensifican el clímax de la historia. Modismos y vocabulario de la calle y de ciertos grupos nos acerca a la realidad de los hechos. El autor recurre a momentos, a los tecnicismos, no olvidemos el tema de la historia, un producto farmacéutico y por supuesto al soporte informático. Pero sin impedir el ritmo de la historia que crece en cada línea manteniendo al lector en una lectura ágil y viva, donde el toque de fantasía que le pone Alberto de Guido apoya contundentemente a la resolución de la investigación, porque me pregunto ¿dormida puedo ver la realidad de mi alrededor?

 Resalto el buen tacto del autor al tratar a las mujeres del libro, tanto la madre, puedo entender su reacción y su forma de actuar contra Martin por la pérdida de su otro hijo, aunque en algún momento la considero algo “cruel” o quizás “visceral”, pero su amor por sus hijos, y por Martin en concreto se discierne, aunque no lo manifieste. Por otro lado, Julia, una superviviente a los últimos acontecimientos de su vida, pero siempre con el optimismo y la cordura que la vida necesita. Y por última Cristina que es capaz de sacrificar su trabajo por los valores que siempre ha defendido y defiende, y sobretodo defender su dignidad como mujer en un mundo de hombres.

Una historia muy interesante que te aleja de la rutina para entretener, sonreír a momentos y dejar buen sabor de boca en una historia de conspiración e investigación, que entre líneas nos ofrece mucho más y donde las casualidades, el azar y la suerte juegan su papel como en la vida misma.  Recomendable para quienes gusten de la novela de suspense y policíaca, y aquellos que deseen sentirse como en un juego de rol.  

“—A mí que me registren –me ofrecí con las manos arriba–. Lo único que tengo es insomnio.” Martin

Blog literario, reseñas

Alberto del Valdo, escritor

Enlaces:

Amazon El Sueño del Koala

Web Alberto del Valdo

Twitter

6 Comentarios

  1. Lo compré hace un par de meses, pero no había tenido hueco para comenzarlo. Gracias por la reseña, que me hace “adelantarlo” en la pila de libros que tengo a la espera…. jajajajajaja
    Besos a los dos.

    • Gracias Mary Ann lectura entretenida y con sentido del humor.

  2. Yo ya leí este libro y lo disfruté de principio a fin. Me mantuvo atenta y sin ganas de parar hasta terminarlo

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 11.573 suscriptores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: