Reseña: COMO MIGAS DE PAN EN EL SUELO de María Belén García Ruipérez

Blog literario, reseñas

Como migas de pan en el suelo, libro, cuento, reflexión, maltrato, infancia, mujer

 

“Tomás no se sentía desdichado. Llevaba una vida dura pero lo ignoraba. Era la que llevaban todos los demás muchachos del Callejón de las Piltrafas, y él la tomaba como cosa corriente y agradable. Sabía que, si regresaba por la noche a casa con las manos vacías, empezaría su padre por reprimirlo severamente y por azotarlo, y cuando el padre hubiese acabado, la temible abuela repetiría la misma lección, con algunas añadiduras. Sabía también que, ya muy entrada la noche, su hambrienta madre se acercaría para darle a escondidas alguna sobra o un trozo de pan duro que había logrado guardarle, pasando ella necesidad. Algunas veces su marido la sorprendía en esa especie de traición y le daba una paliza.”

 EL PRÍNCIPE Y EL MENDIGO, MARK TWAIN

 Siempre he creído que menos es más en muchos aspectos de la vida, y que en los pequeños frascos se esconden las mejores fragancias. Suena a repetitivo, lo sé, pero creo que es necesario no olvidarlo y tenerlo en cuenta. ¿Por qué vuelvo a esta reflexión?

Tengo la suerte, y eso me lleva a esta frase: “Nunca dudes de ti, porque al hacerlo, también dudas de la vida”, regalo de un buen amigo, Roberto Iñaki, que confía en mí. El caso es que de repente se acercan o me encuentro en este mundo de “virtualidad” escritor@s que confían en mi criterio para leer su obra. Y así cae en mis manos este pequeño libro, pero no por ello grande en su contenido Como migas de pan en el suelo de Belén García, su lectura fue como volver a leer a Mark Twain, por sus personajes, por la realidad que describe, por la sociedad donde la diferencia de las clases sociales no solo saltan a la vista, sino que conmueven al lector en la impotencia de no poder actuar.

Hoy en día su autora es amiga y no conocida, con ella comparto la sensibilidad, el dolor de las injusticias y el grito en el cielo de aquello que nos asfixia. Sin más preámbulos, y ya me centro en la reseña.

 Este libro en forma de cuento es un grito, una llamada de atención ante situaciones actuales y reales: el maltrato infantil, la violencia de “género”, el abandono infantil, los desafectos paternales, la “acogida y adopción”, la hipocresía social.

 Pero a la vez es un canto a la esperanza, a la vida, donde los valores más intrínsecos al hombre aparecen. La bondad, la fraternidad, la solidaridad, el AMOR en mayúsculas hacía la persona.

Andrés 14 años, es el mayor de cinco hermanos que residen en El Enfrento, Asturias. Centrada la historia en la década de los 30, la caída de Alfonso XIII y el advenimiento de la 2ª República Española.  Estos hermanos viven de forma muy humilde en el seno de una familia muy pobre, donde el “padre”, Pablo, vive sólo para la mina y la  bebida. Teresa, la madre, sólo vive y se desvive por Pablo su palabra, es sagrada, anteponiéndola a sus propios hijos. Y los hijos sólo viven en la inocencia de los más pequeños, Casilda y Timoteo, la aceptación de las medianas Andrea y Laura, y la rabia y el amor por su familia de Andrés.

Ante la situación de desamparo de los hermanos, siempre hay una hada madrina que vela por ellos, les colman en atenciones y buenos consejos, Casandra. Y un Merlín que saca su magia, en este caso su situación social de bienestar, un abuelo que harto de tanto desprecio y hacía sus nietos, toma las riendas de la situación. Y en este escenario de desolación, desamparo, impotencia, paliza va y viene, amenazas  “Maldita miga de pan, tendría que haber terminado de aplastarte ahora que estás en el suelo.” Porque una miga de pan la desprecia todo el mundo, es tan insignificante que es invisible, denostada, pisoteada, barrida y olvidada en la basura. Pero también como Belén nos introduce al libro “…Y mirando su mendrugo de pan pensó: ¿Habrá alguien más desgraciado que yo? Y al girarse sobre sí mismo vio que otro hombre iba recogiendo las migas que se le iban cayendo a él por el camino. (Nada es inútil; aquello que unos desdeñan puede ser para otros un preciado tesoro).” Dicho popular.

 Una miga de pan puede dar el alimento a alguien que necesite algo que llevarse a la boca, una miga de pan puede ser una simple palabra de aliento compartido en la familia, en los amigos, en el pueblo, en el mundo. Un mendrugo, una miga de pan no es solo la miseria de estos hermanos, es la esperanza de sueños posibles, de verdades por descubrir, por muertos que enterrar para que descansen en paz, por dejar un pasado de desamparo, la oportunidad de empezar de nuevo. Una miga de pan que concentra el amor incondicional de los hermanos, el amor sin medida a una madre cegada en la dependencia emocional y física de un padre maltratador y alcohólico. Una miga de pan que une a las personas solidarias con esos niños desvalidos y llenos de podredumbre y pesadumbre. Niños rotos en su infancia, pero como en Alicia en el País de las Maravillas tienen un Arcoíris de colores, de mar, de amor más allá de El Enfrento, donde Merlín les ofrece el elixir de la educación, el respeto, la dignidad, la INFANCIA y la LIBERTAD.

Y esa miga de pan le sirve a Andrés, el protagonista guía de luz y de sombras de este cuento, a crecer en tamaño y emocionalmente. A desarrollarse como persona, tomar decisiones, enamorarse, descubrir los libros de Pío Baroja y Juan Ramón Jiménez, a defender y proteger a los suyos, trabajar como un adulto, aceptar la verdad de los secretos tanto tiempo escondidos, enterrar el pasado y cumplir su promesa.

Belén te explica un cuento en murmullos para que se sienta el grito de Andrés, que es quien debe chillar su realidad, con una narrativa dulce, limpia de ornamentos, no los necesita porque insisto menos es más, con un aire de melancolía y cierta nostalgia. Un cuento sin violencia verbal, porque narrar no necesita de la crueldad de los actos humanos para denunciarlos. Un cuento que respira a otros tiempos, aquellos que eran sólo accesible a una clase social con posibles, pero que en sus letras se adaptan a nuestro momento actual. Y es que parece mentira, no es novedoso, más bien se remonta a los orígenes del hombre donde apareció la maldad, las mentiras, el dolor hacía el ajeno, la envidia, la sumisión,  los celos…sentimientos del hombre que desencadenan en violencia, física y mental. Perpetuándose en la eternidad.

Hay vidas que se truncan en el momento de nacer, otras mientras crecen y todas con el final de la vida. Pero en las manos de cada uno, como el junco que se doblega, pero no se rompe, está enderezarnos, podar las ramas que se pudren y mirar al cielo dando gracias.

Un cuento para pequeños, porque a los niños siempre hay que decirles la verdad, que sepan que existen otras realidades, siempre con mensajes de esperanza, de ilusión, de inocencia, de Amor. Un cuento para adultos que te lleva a la reflexión sobre el HOMBRE sus vicios, sus defectos y sus virtudes. Queda dicho que no es recomendable, es una lectura obligada.

Y las migas de pan por fin…

“Como las migas de pan en el suelo, sucias e inútiles. Por fin se hace justicia.”

Blog literari

María Belén García Ruipérez, escritora

Enlaces:

Como migas de pan en el suelo

Blog

Facebook

Twitter

13 Comentarios

  1. Gracias por la recomendación! Estupenda reseña! Lo tendré en cuenta…

  2. Una Reseña Excelente de una historia conmovedora. Felicitaciones, Dolors.

    • Muchas gracias Salvador. Una historia realmente que encoge el corazón.

  3. Muy buena reseña, ¡Me apunto el libro para futuras lecturas! ¡Gracias!

  4. El tema que propone el libro de María Belén es crudo, duro, más bien durísimo, pero es una realidad escondida que sufren en silencio muchas familias de extracto bajo. La elección en estos tiempos de la temática es admirable por que hay que ser valiente para tocarla. Mi enhorabuena para ti María Belén y estoy seguro que el libro tendrá mucho éxito.
    A ti Dolors quiero decirte que a cada reseña le pones el corazón y eso se nota. Te pusiste el listón muy alto pero tus reseñas lo superan con creces.
    Un fuerte beso para ti y otro para María Belén.

    • Muchas gracias Ignacio. No creo que sólo sea un problema de clase social.

  5. Gracias Dolors. Tu reseña me ha vuelto a recordar que mi corazón es vulnerable ¡Qué no deje de serlo nunca, por favor! Porque eso me hace humana.
    Lloré escribiendo esta historia, como si uno de mis hijos fuera a fin de cuentas. Y hoy, al leer tu reseña, vuelve mi corazón a ser el macho dominante, el alfa que maneja el resto de mi ser. Hoy he llorado. Sí, otra vez.

    • Tu emoción me llegó en forma de palabras. Y la he sentido leyéndote. Mil gracias Belén por confiar en mí.

  6. Creo que esta es una de las mejores reseñas de Dolors, se ve que el la novela le ha tocado el corazón y la médula. Enhorabuena a las dos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Reseña: COMO MIGAS DE PAN EN EL SUELO de María Belén García Ruipérez | FRANKYSPOILER´SCRT - […] Origen: Reseña: COMO MIGAS DE PAN EN EL SUELO de María Belén García Ruipérez […]

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 11.572 suscriptores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: