Carta a mi dios

Blog literario, relato

Carta, reflexión, sentimientos, desnudez

24 de Octubre de 2016.

A ti, mi dios desconocido.

Es la melancolía o, quizás, este vestido de soledad que me cubre día a día,  año a año en la multitud de todos los que, sin decir sus nombres ni ofrecer su rostro, ruegan un segundo de mis tímpanos  para desaparecer en la chistera de ondas cibernéticas. O será esta tristeza, ¡madre mía!, mis tacones de agujas que me elevan del suelo los 10 cm suficientes para vislumbrar en el horizonte una realidad, la mía y de tantos, en la niebla espesa y tupida como el velo de la novia arrastrada a un “si” de convencionalismos y conformismos. O será, tan solo, los coletazos de este amor, arrogancia de la juventud eterna el azúcar que se diluye en el café de la mañana, ordenando a mis dedos, el tecleo de estas palabras último  juramento de tu biblia.

Si fuera sincera conmigo misma, no rezaría cada noche, cada mañana, cada instante, plegarías para ti, mi dios. Robando mis minutos, mis momentos, mis rezos, mis versos en tu adoración, farol en la partida de póker, ganador de puntos acumulados en fichas de mujeres. Pero siempre he sido nefasta en este juego del amor, de antemano, perdedora, que se aferra  al clavo ardiendo para no sucumbir en la alcantarilla de la ignorancia.

Y aquí me tienes, golpeando tecla a tecla, letras que se acumulan en el desgarro de este alma, que en pena, se arrastra una vez enterrado en la caja de pino del dolor, levitando en mi cementerio de recuerdos ingratos.

Pero no quiero ser sincera, no, no quiero, quiero seguir en la mentira de este juego de sentimientos que se alimentan en tu falsedad. Ni apartar de mi pensamiento tu imagen, sabiendo que sumas más desdicha a este cuerpo lacerado por los golpes de otros. Vivir en esta mentira es aceptar que aún queda la esperanza de una verdad que cambie el rumbo del destino, que escribí en la locura de la ansiedad y el desenfreno por amar.

Me seguiré vistiendo de mi desnudez para avivar los rumores y murmullos de los chismosos, que tras la puerta de esta pantalla, acercan la oreja y delatan miradas de envidia que corroen almas insanas. Y te ofreceré mis pechos, lánguidos por los años, pero que de buena leche rezuman para que te alimentes de ellos sin agriar tu juventud. No, no quiero ser sincera, quiero que dibujes una sonrisa en mi cara, a base de mentiras que no amarguen mi vida, y que me hagan feliz, por una vez, sin punto final.

Mi amado dios, sin nombre ni santoral, clávame besos de esperanza que no sangren las heridas que los desprecios pasados cercenaron esta piel, aún tersa a pesar de la madurez. Y te juro que serán mis manos que acariciaran tu belleza cincelada a base del sexo, para cubrirte de sesos de amor. Te enamoraré para nutrir tus deseos de besos furtivos y fugitivos que en la madrugada despiertan tu instinto, husmeando el perfume que desprende mi piel y embriaga tu borrachera de sentidos.

No, no quiero ser sincera, quiero seguir sin agonizar mis ilusiones en la complacencia ni la compasión. Me desvestiré para ti.

Siempre tuya.

PD. Mis últimos versos 

 

Arranco los harapos que me cubren 

pues andrajosa me dejaste , 

mi vestido de inocencia robaste 

para cubrir otra pureza.

Y desnuda camino, en bosques de penumbra,

ciega en la niebla persiguiendo tu espectro volátil

en la humedad de mis lágrimas.

Sin zapatos me dejaste, para no pisar tu recuerdo

y así con guijarros de tus besos sangran mis pies.

Y desnuda y sangrante en el alma, descuajo mi corazón

para no ser más 

la diana de amores profanos y hombres furtivos.

Ya soy piedra,

sin más dolor,

sin más desprecio.

Blog literario, relato

Rezando, desnuda en palabras, carta

23 Comentarios

  1. El desgarro profundo de tu corazón no es producto de tu mente, es el baile cincelado a base de tristes sucesos los que hicieron agrietar tu alma y fustigaron con cruel alevosía tu dolor. Son tus letras la sangre de tus venas, sangre que te fluye de cuerpo y forma muy espesa… casi como si no quisiera ser derramada, apenas acaso, escondidas entre palabras llenas de dolor. Sé muy bien de lo que hablas, aunque no sería yo sincero si dijera que creo en algún dios. ¡Ánimo y no dejes que nadie se adueñe de tu temple, aunque te prometan con voz lánguida y fingida, la salvación!

    • Leerte y leer tus comentarios es sentir la mano que dulcemente acaricia la mía para tranquilizar mi llanto. Sé que sabes de lo que hablo aunque nunca nos hayamos confesado en persona. Porque existen hilos invisibles que el destino teje para unir a las personas.
      Mil gracias amigo mío. Seguiré tu consejo.

  2. El alma desgarrada por los aconteceres de la vida, que por lo que se intuye fue demasiado dura y parece haberse cebado contigo. Tu firmeza y tesón te están sacando adelante, por ello no se te ocurra dar un solo paso atrás y si como dices te agarras a “ese falso Dios” para poder tener esperanza, agárrate a el con todas tus fuerzas. Y como no sigue mostrándonos ese temple corajudo que te has forjado, y del que salen estos desgarradores relatos.
    Animo princesa, vales más que un torrente de oro liquido. Desde la distancia sabes que te aprecio y quiero.
    Un besazo enorme.

    • Gracias Ignacio lo sé. Seguiré en mi camino y lo que me depare la vida.

  3. Qué emotivo, profundo y desgarrador. Creo que es muy bello esto que has escrito, Dolors, confesarte a versos con tu Dios. Felicidades y te deseo muchos éxitos en tu carrera literaria 😉

    • Perdona le di a publicar sin querer. Pero aún no sé que camino seguiré ni que depara el futuro. Gracias.

  4. Los golpes que nos van moldeando como personas a pesar de no verse, se sienten, son el mudo recordatorio del daño que nos han o nos hemos infringido, mentiría si te dijera que aún creo en Dios, eso para mi terminó hace mucho tiempo, cuando descubrí que si existe, tiene un sentido del humor muy retorcido y cruel, si existe, me abandonó hace mucho.
    Es un hermoso escritor Dolors porque hasta el dolor es bello cuando es reflejado de manera tan certera en versos o prosa, mil gracias por tu sentimiento siempre a flor de piel.

    • Gracias Thelma del Dios místico como tú dices me ha pasado igual que a ti. Ahora sólo me aferró al dios que mi mente ha creado basado en el AMOR. Muchas gracias por comentar para mi es importante tu opinión. Gracias

  5. Ha sido impresionante e impactante, leer tus palabras. Sólo decirte que me gustaría tener tu piel, curtida de tanto superar obstáculos. Y yo, que sí creo en un Dios, opino que tú has aprendido a chatear con él. Un beso, Dolors.

    • Gracias MARY Ann Ojalá fuese así pues el mundo sería muy diferente.

  6. Fantastico. Todo alma. Dolor convertido en puro arte. Dulcemente desgarrador.

  7. Cantar es bueno, en especial cuando se hace a la desperanza. Hoy es uno de esos días dónde lo que has plasmado es la salida a la vida, el retorno del abismo, tu propia resurrección. Impresionante princesa, simple y llanamente impresionante, desgarrador y conmovedor. ¡FANTÁSTICO!

    • Gracias Fernando el abismo es un pozo a veces sin fondo.

  8. ¡Ay, Dolors! ¡Qué razón tiene Fernando! Que tu talento YA SE VE desde hace tiempo. Los pelos como escarpias… Un besazo.

  9. Has mostrado como muchas veces nos sentimos sobre todo está última semana, me ha encantado.

  10. Se hacen obras grandes cuando se expresa con el alma. De verdad la felicito.

  11. Dolors, que me perdone Bécker, y tú me preguntas que es ser escritora?? Escritora, eres tú.
    Puro sentimiento, fiel reflejo de emociones profundas, que resucitas con la palabra, con tu palabra escrita, viva!!! Enhorabuena

    • Sin tus palabras no podría ser yo en mis escritos. Gracias Pino Ojalá las musas no me abandonen.

Deja un comentario

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: