Blog literario, reseñas

Carcelero de Almas, libro misterio, suspense, intriga.

“Existen almas bendecidas, destinadas al altar y a la gloria, y otras almas condenadas, destinadas a marchar irremediablemente hacía la oscuridad y la muerte”

Esta reseña, como alguna que otra más, tiene un origen un tanto peculiar. Nace desde el ofrecimiento de su autora Carmen Llopis en un “tour” de reseñas entre muchos más compañeros blogueros para valorar y opinar sobre este libro, durante un tiempo concreto. Participar en este tipo de tour, es todo un reto, ya que no es tanto una competición cómo el comprobar las diferentes opiniones e interpretaciones que de un mismo libro se pueden obtener, dependiendo de cada lector. Siendo la última del Tour espero que lo cierre como se merece.

Porque siempre he pensado y creído que la actitud ante una lectura es lo que juntamente a las palabras del autor arman un libro, y existe tantas historias como lectores.

Personalmente sorprendida muy gratamente por esta historia que te mantiene enganchado desde el momento cero in crescendo. Desde mi punto de vista su autora Carmen Llopis consigue redondear una historia muy compleja por la estructura que adquiere. La cuadratura del círculo.

El libro se inicia, en alta mar, cuando un escritor a bordo de un buque americano USS Westpoint,  navegando por el Atlántico en 1941,  muere en extrañas circunstancias, mientras escribía un manuscrito. Es a partir de aquí, cuando Carmen nos traslada por el tiempo, años 90 y principios del S. XXI, centrando la historia en una pareja de peninsulares Sofía y Carmen que se trasladan a Fuerteventura escenario de todo el relato.

Sofía sumida en el dolor de la pérdida de su marido, intenta reiniciar su nueva vida sin él, volviendo a su rutina diaria, su trabajo como médico pediatra. A pesar de ello, los recuerdos, la nostalgia y la melancolía se agolpan en su alma, buscando el calor del hogar familiar “En estos momentos es mi refugio y mi fortificación, mi bastilla personal. Allí me siento segura y tranquila, puedo abandonarme y ser yo misma, sin esforzarme en aparentar nada y rodearme de los recuerdos que me alimentan”

En ese estado “catatónico” hundida en la depresión absoluta recuerda los momentos en que se conocieron y decidieron trasladarse a la isla canaria. Las dificultades para abrirse camino él como experto chef y ella como médico, y otras circunstancias que en vez de mermar su amor, lo afianzó. Su aislamiento y conmoción emocional, preocupa a su mejor amiga, María, que le implora ordenar los objetos y papeles de Víctor, que aún se resistían en el despacho de su restaurante. Tomada la decisión de hacerlo, ordena y encuentra un manuscrito antiguo que le atrae poderosamente. Es tal la atracción que se vuelve obsesiva su lectura, unos relatos de terror que estrujan el corazón. Leer y recordar será su forma de vida, e inconformista por la causa de muerte de Víctor, emprenderá la búsqueda de la verdad. Sofía una mujer decidida y valiente, analiza los últimos tiempos de su marido, y el cambio de actitud hacía ella y los demás. Pero, la protagonista no contaba con el hecho de estar embarazada. Magistralmente Carmen da un giro inesperado a la historia, y nos sitúa 22 años después cuando Gabriel, el hijo de Víctor y Sofía descubre junto a su “amiga” francesa Michelle el manuscrito, escondido en el desván. Pues Gabriel se ha criado y educado con María.

Para ellos y especialmente Michelle, leer este libro de aspecto “extraño cuyo principal rasgo distintivo parece ser el de una gran antigüedad…resulta insólito que ninguna de sus cetrinas hojas se haya desprendido y parece existir una contradicción extraña entre el intacto estado general de sus páginas y la particular condición mortecina de sus páginas” volverá a ser la única razón de cada día. Sucesos inesperados, carreras contrarreloj por averiguar la verdad  del secreto del manuscrito desencadenarán más tragedia. Otros personajes con peso específico y que se desarrollan en el transcurso del libro serán María y Echedey, gozando  de sus momentos protagonistas. María, la abogada, la amiga hasta las entrañas de Sofía. Y Echedey el eterno enamorado. Porque nadie es quien dice ser…

La autora manteniendo el esquema narrativo de, introducción, nudo y desenlace, divide el libro en tres partes correspondientes a los dos protagonistas principales Sofía y su hijo Gabriel, y el final, por supuesto, más que sorpresivo e inquietante. Intercalar pasado y presente, la historia personal de los personajes, junto a las historias relatadas en el manuscrito, “relatos de distintas personas, en épocas distantes y diferentes caligrafías. A veces me parece que está vivo…esconde un misterio, algo oscuro”

puede parecer a priori confusión y descontrol para el lector. Pero más allá de ello, Carmen lo solventa genialmente. Distinguiendo cada momento y situación, dando seguridad al relato y total realismo. Manteniendo al lector en rápidos capítulos, enganchados a sus líneas.

Destaco el vocabulario preciosista de la autora, para describir los lugares de la isla tranquila,  haciéndonos viajar con una guía personal. Sin caer en la exageración descriptiva y en la justa medida. Una narración en primera persona en su mayoría, excepto cuando se habla de la historia del libro, que es en tercera persona. Con un lenguaje selecto pero nada recargado, cercano al lector pero con belleza prosaica, vocalismos bien referenciados, que te convierten en un isleño más. Y el simbolismo de Gabriel, uno de los arcángeles, mensajero de Dios.

Un final inesperado, sorprendente y bien resuelto, donde las intrigas y conspiraciones de una Orden, muertes que se acumulan en las páginas indelebles del manuscrito. Vidas y destinos diseñados por el azar y un “carcelero” que “vigila el cumplimiento de los roles que ha repartido” y que se lanza  sobre “aquellos” que se resisten a su destino será el argumento para indagar por Carmen Llopís.

Una historia que concentra el amor de “almas gemelas”,  un viaje por el paraíso natural de Fuerteventura, la amistad sobrevalorada en ocasiones y, decepcionantes en otras. El terror de los relatos. La caída al abismo, la tristeza, la desesperación y la impotencia de no controlar las circunstancias ni el destino.  El suspense, la venganza, la intriga y el misterio que crece a momentos, con ganas de sorber las palabras. Y el toque necesario de fantasía. Todo en uno. Un libro para amantes de todo ello. Personalmente la he disfrutado.

“Pero el destino, eficiente carcelero de almas, se erige inclemente y despiadado hostigando, interrumpiendo y desbaratando nuestros planes, controlándonos a su antojo, apropiándose incluso de las almas de aquellos que han caído victimas de su poder”

Nuestra vidas es el barco que navega en el destino, a veces en la calma, otras entre tempestades, y siempre zozobrandro en el mismo lugar.

Blog literario, reseñas

Carmen Llopís Feldaman escritora

Enlaces:

Amazon Carcelero de Almas

Twitter

Web

Booktrailer