Reseña: SEMBLANZAS. Homenaje a JOSÉ BARÓ QUESADA

Semblanzas, blog literario, reseña

José Baró periodista, escritor y cronista. Semblanzas, reseña.

DON JOSÉ BARÓ QUESADA

A la extensa tierra del ancho mundo
el periodista la anduvo y corrió,
y la vida en ella atento observó,
mirada profunda de hombre profundo.
En los saberes múltiple y fecundo,
su pensamiento creó y divagó
su herencia literaria nos dejó
y Dios le acoja en sus brazos rotundo.
Rico en aventura hombre fue longevo,
tallado y diverso en amplias facetas
de quien consuma la estimable hazaña
del que ve a lo antiguo unido a lo nuevo
viendo a los niños que vuelan cometas
y son el futuro y alba de España.

 

Saturnino Caraballo Díaz

Cuando Altamira Sarabía Fernández me ofreció la posibilidad de leer este libro homenaje al periodista, escritor y cronista José Baró Quesada me entraron muchas dudas.

En primer lugar no es el tipo de lectura que acostumbro a leer, ni siquiera en mis momentos de más puro ocio. Por otro lado cuando me informé bien de quién fue nuestro protagonista se acrecentaron más dichas dudas: un periodista de ABC, cronista de la época más gris de esta España, los 40 años del franquismo, y fiel al Caudillo y sus afines. Menuda papeleta yo descendiente de republicanos que lucharon y sobrevivieron como pudieron ante macabra época. Así que con más prejuicios que objetividad, con más sentido crítico que en otras ocasiones y con ¡vamos a ver que leemos!. Y como en los últimos tiempos no dejo de sorprenderme para bien, y me flagelo por no llegar con la mente limpia y blanca, como me aconsejó Thelma García, ante una nueva lectura. Es como debe ser, cuando te involucras en un libro debes olvidar tu pasado, dejarlo en la puerta de la portada y dejarte llevar por lo que hay detrás de la cancela. Y esa invitación a entrar siempre descalza y desnuda para vestirte entre palabras.

Me animó más a su lectura conocer personalmente al nieto de don José, Fernando Baró en sus famosas tertulias de Alfareros del Lenguaje. Fue allí donde también conocí a otros miembros de la asociación  que de diferente manera homenajean en SEMBLANZAS a José Baró, para ellos siempre será cariñosamente El Abuelo, como Rafa, Ignacio, Julio y Fernando.

SEMBLANZAS no es una biografía al uso, ni siquiera relata un hecho o momento determinado de José Baró. Es como su título indica la manera que significó, se mostró o transmitió este renombrado periodista y escritor a diferentes personas algunos amigos, otros conocidos, muchos simples admiradores de su genial forma de relatar la crónica de la España del S. XX y la costumbrista Madrid símbolo de su esencia. Escritores, periodistas y familiares escriben este singular homenaje cada uno a su manera, de la mejor manera que han considerado.

Así le define Andrés Ortega Garrido  como “la infinita trama de la memoria” por su prodigiosa memoria a pesar de sus muchos años, murió con 98 años. En su recuerdo personajes tan dispares  de la política como el anarquista Mechor Rodriguez García “el ángel rojo” por el que sentía máxima admiración aún comulgando ideologías contrapuestas. Orgulloso de su relación con el Caudillo, declarado “juanista” abogaba por la monarquía y por Don Juan abuelo del actual Rey. Cronista de la Casa Real, y sus encuentros con Juan Carlos I. De ambas relaciones escribió sendos libros con diferentes anécdotas juntos a ellos: CARA A CARA CON FRANCO (2007) y CARA A CARA CON JUAN CARLOS (2008). Recuerdos de escritores, artistas del espectáculo, de la alta sociedad…

Su “pasión por el periodismo” es para su nieto Fernando Baró como describe a su abuelo, ya que desde los 15 años ejercía como tal. Sus viajes continuos a Argentina, su segunda patria, y Brasil, como corresponsal del diario PUEBLO le impidió ejercer como tal abuelo, pero para su nieto los momentos con él fueron momentos de aprender y conocer hechos históricos y personajes coetáneos a don José como el Premio Nobel don Jacinto Benavente, los hermanos Quinteros o las actrices y vedettes del momento, ya que fue crítico teatral, como Celia Gámez, Esperanza Roy, Lina Morgan o Mª Rosa. Fernando Baró destaca y eso me sorprendió, que una  persona tan conservadora, tan patriótica como don José  el artículo que CONTRA LA FIESTA NACIONAL publicó en ABC (1964) y que en Semblanzas podemos leer. Un artículo contra la fiesta de los toros y su inutilidad. Y que si los Animalistas leyeran lo harían abanderado de su causa.

Me ha sorprendido gratamente la manera en como Fernando Cotta e Ignacio León rinden tributo. El primero fiel a su estilo narra una historia de un caballero llamado José Baró Quesada “del de toda la vida” por el Madrid de los Austrias y las zonas más castizas. Por su parte Ignacio recrea una historia también muy fiel a su estilo filosófico y metafísico sobre la Libertad.

Otros escritores, directores de cine o amigos Rafael Gálvez, Julio Valencia, Santiago Miranda, Antonio Gibello, Enrique Eloy de Nicolás, Cesáreo Jarabo, José Bárcena y muchos más recrean anécdotas vividas o contadas por don José, otros transitan por las facetas de periodista y escritor, haciendo mención de sus artículos y libros. Todo ello plagado de ilustraciones de Trashorra, Vicente García, Luzón…

La última parte del libro es el propio don José quien explica quién es, sus ascendientes, descendientes. Fotografías, artículos, cartas, ilustraciones colman un libro ameno en su lectura. Interesante para romper prejuicios y conocer de primera mano desde diversas perspectivas a un amante de las letras, a un apasionado de los Madriles y a un luchador de la libertad desde sus convicciones y principios. Un hombre sabio, conocedor y cronista de su tiempo y allende de los mares.

Recomendable para los amantes de la Historia reciente de nuestro país, la literatura costumbrista y el periodismo.

 

El amor, Madrid, Buenos Aires, el periodismo,

ABC, el teatro, la política, los escándalos, las

intrigas, los sucesos, las anécdotas, la guerra civil,

Franco, el Rey, diversidad de grandes personajes

nacionales y extranjeros…” Rafael Galvez

 

“Baró, madrileño de pura cepa, de pasear por

Chamberí, Cuchilleros, La Plaza Mayor, la Cava. De

verbenas primaverales, donde los majos y las

manolas se marcan un chotis con salero”. Lourdes Martínez Cuenca

 

abuelo

José Baró periodista, escritor y cronista, Semblanzas

Enlaces:

SEMBLANZAS JOSÉ BARÓ QUESADA

Blog literario, reseña

Editorial Semblanzas, reseña

31 Comentarios

  1. Muchas gracias por esta notable y cariñosa reseña. Mi abuelo estaría encantado de poder leerla.
    Cuídate.

    • Muchas gracias Fernando estoy segura que hubiera disfrutado con sus historias. Saludos

  2. No era fácil reseñar este homenaje, ¡no!, puede confundirse con política y francamente, ¡no lo es!, es el respeto y admiración de unos cuantos escritores y artistas de todos los colores a la memoria de un caballero que amén sus ideales, mostró serlo en todo momento, con los suyos y con los otros, un personaje que se nos fue y que me quedé con ganas por conocer mejor, una enciclopedia de la historia con piernas hasta sus 98 años y un señor en cualquier parte.
    Dolors ha sido capaz de entender el criterio de SEMBLANZAS, un reflejo de la admiración a un hombre de las letras de este país que demostró que cuando de literatura se trata, la política no tiene sentido, sino que éste está en lo que se ha escrito en cada libro o poema. Gracias Dolors, no era fácil y lo has bordado.

    • Gracias Fernando así he intentado y he interpretado este libro. Más allá de ideologías políticas o culturales la admiración a la persona de José Baro, tal como dices admirable por su sabiduría. Y no debemos olvidar que todos tenemos luces y sombras. Como siempre de tus comentarios aprendo y mucho. Saludos.

  3. Estupenda reseña para un libro confeccionado con mucho cariño por una cuadrilla de escritores que al margen de ideologías admiraban la memoria de elefante y la amabilidad en el trato de Don José Baró, el abuelo de todos. Yo personalmente contribuí con uno de los relatos que más le gustaron, de los que me había leído, dicho por su propia voz en uno de los encuentros que tuvimos con el poco antes de morir. Esta cuestión me emocionó en lo más hondo por venir de quien venia.
    En esta reseña Dolors has sabido captar que a quien se admira es a la persona no a una ideología política. Te felicito de todo corazón por tu buen hacer.
    Un beso muy pero que muy fuerte.

    • Gracias Ignacio sé el cariño y afecto que sentías por el abuelo. Fantástico tu relato y la forma de homenajearle fiel a tu estilo. Felicidades.Saludos

    • Muchas gracias a todos por vuestros cariñosos comentarios.
      Como muchos de vosotros ya sabéis mi abuelo tuvo amistad con muchos exiliados republicanos en Buenos Aires y una amistad notable como dice Dolors con Melchor Rodríguez (El Ángel Rojo) anarquista que paró las matanzas de Paracuellos del Jarama. Mi abuelo era monárquico, conservador. A lo largo de su vida como pasa muchas veces, se decantaba más por unas ideas que por otras. Su literatura más allá de las crónicas de ABC son una pasión, un amor verdadero por Madrid; su historia, sus costumbres, la zarzuela… Lo que realmente lo motivaba era MADRID.
      Intentó la vuelta a España del escritor republicano Eduardo Zamacois (tildado de escritor erótico) Tuvo una profunda amistad con él y después de conseguir que volviera a España sin problemas, Zamacois vino de visita pero lamentablemente no quiso quedarse. Era un hombre mayor, derrotado y no se fiaba de tener represalias a pesar de que mi abuelo le había allanado el terreno.
      Dolor ha hecho una magnifica reseña del libro SEMBLANZAS. Libro hecho entre escritores, dibujantes, amigos y familiares del periodista, abogado, maestro nacional José Baró Quesada.
      Seguro que donde esté; estará contento de todos nosotros.
      GRACIAS.

  4. Eres nieto de tu abuelo y has heredado el amor por las letras y transmitirlas con pasión. Y eso se ve en este pequeño resumen que has realizado. Gracias mil gracias.

  5. A LA FAZ DEL CRISTO DE CENICIENTOS

    Si contempláis esta faz
    del reo sobre el madero,
    es el Cristo jornalero
    que el agua nos trajo al caz.
    Dos mil años y sin paz,
    vedla envuelta en sufrimientos,
    sudor y desangramientos,
    agónica su figura,
    y le ofrece sepultura
    la Iglesia de Cenicientos.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

    • En ningún momento he censurado a nadie. Te expliqué que el blog no es un lugar de confrontación no disputas personales.

  6. HAY QUIENES BLASONAN DE UN PADRE HIDALGO
    “Cada cual Sancho, es hijo de sus obras”.
    Don Quijote

    Hay quienes blasonan de un padre hidalgo
    criado, y un caserón tétrico y frío,
    y los crucen preferentes el río
    a un coto ajeno a cazar con su galgo.

    Ser como el del Lazarillo hijos de algo
    y no trabajar por falta de brío
    tras canonjías en saco vacío,
    y fue así mi cuna y de ella no salgo.

    No toleran jamás frunciendo el ceño
    si en redor suyo talentos destacan,
    poniendo trabas barreras y empeño

    con su mezquindad que alientan y aplacan,
    prestando su ánimo flaco y pequeño
    si a luz, que brilla, la funden y opacan.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  7. EPAMINONDAS

    El gran general tebano,
    vencedor en cien batallas,
    torreones y murallas,
    tomó siempre por su mano.
    Ni fue hueco ni fue vano,
    su pensamiento fecundo,
    mas padeció en lo profundo
    de la envidia los embates,
    más fiera que los combates
    y tan vieja como el mundo.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  8. Ignoro donde me has respondido puesto que yo ignoraba la existencia de este blog
    y la tuya.
    Si, me he enterado ha sido, por haber aparecido mi nombre en todo cuanto concierne
    a mis publicaciones, y ver que en el soneto habías alterado un verso que ya has rectificado.(Gracias)
    Y te comento por si no lo sabes, que los hombres de letras de talento de todos los tiempos
    sus controversias las han dirimido a través de sus escritos:ejemplos,Quevedo y Góngora
    o Lope y Cervantes.
    Los mediocres no, esos es a través del insulto y la amenaza al que consideran más débil
    en lo físico, pues saben que nunca llegarán a nada con sus malos escritos.
    Un saludo y confío no lo censures.

    El Poeta Corucho y Bardo de Cenicientos

    Saturnino Caraballo Díaz

  9. HITLER Y STALIN EN LOS INFIERNOS
    Alegoría

    Los tiranos de Europa, sus émulos y azote
    sorpresivamente se aliaron en el infierno,
    y hubo fiesta y brindis en el negror del averno
    Molotov y Ribbentrop, repartiendo la dote.

    Luzbel convidado de piedra era un estrambote
    ignorando que le despojaban del Gobierno
    el dúo genocida, fingiendo amor eterno
    hasta que en el mundo libre el odio rebrote.

    Los enemigos de ayer, hoy se frotan las manos
    desbrozando las sendas a los nuevos tiranos,
    siendo los ciudadanos mudos recipiendarios,

    de esta locura cruenta de los nacionalismos,
    franqueando el postigo a los más absurdos ismos
    que a la patria como siempre alfombrará de osarios.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  10. ÓSIP MANDELSTAM
    A Alexandr Soljenitsin

    Nunca a los soviets cantó
    ni exaltó o cantó al tirano,
    y en su verso cotidiano
    una ética se implantó.
    Contra el tirano apuntó,
    con su prosa y con su rima,
    y sumergido en la sima
    de la tundra siberiana,
    sobre la helada sabana
    Ósip murió en el Kolima.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  11. DON CLAUDIO SÁNCHEZ-ALBORNOZ Y SU VINCULACIÓN CON CENICIENTOS
    Hora es de dar su nombre a una calle,
    al historiador Sánchez-Albornoz,
    que en recuerdos de infancia prestó voz
    y a Cenicientos describió en detalle.

    Correteó de niño por el valle
    y del pueblo corucho fue altavoz,
    supo del manejo de azadón y hoz
    y a la mancera ceñirla del talle.

    Medievalista de obra universal
    abarcando a la España sarracena,
    épica describió la reconquista,

    recordando su infancia ceniental
    con el abuelo cribando la arena
    y a la Peña Buvera ante su vista.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  12. DON MANUEL AZAÑA
    “El mensaje de la patria eterna que
    dice a todos sus hijos:paz, piedad y perdón”

    Lúcido y hombre de Estado,
    republicano y patriota,
    el peso de la derrota
    acabó el sueño dorado.
    Prontamente fue apartado
    y la España de su entraña
    se desangra cual montaña
    con la sangre de un torrente
    que anega a ríos de gente
    sobre el corazón de Azaña.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  13. DON BENITO PÉREZ GALDÓS
    Y CADALSO DE LOS VIDRIOS

    En tetralogía de Torquemada
    describe el gran Galdós en sus novelas
    viñas de la usura de las gabelas
    que en Cadalso tomó en deuda impagada.

    Y el avaro se hizo casa enrejada
    de adustos herrajes de las secuelas
    de forja de hierro de las cancelas
    que toda ruina lleva aherrojada.

    Mas venturosos sois los cadalseños,
    cuajados de historia en literatura
    pues buscando la clave de sus sueños,

    en débito de privanza y fortuna
    son los lares por donde se aventura
    el espíritu de Álvaro de Luna.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  14. DON INDALECIO PRIETO

    Se elevó de la pobreza
    superando la orfandad,
    dechado de honestidad
    de poderosa cabeza.
    Fue España la fortaleza
    que don Inda defendió,
    y pese a que tanto amó
    la Patria con el fue cruel,
    sufrió se rechazo y él,
    él, con su nombre expiró.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  15. DON ÁLVARO DE LUNA A SU PASO POR CENICIENTOS

    Riquezas tuvo, honores, poderío;
    del rey valido, amigo y consejero,
    favorito y constante compañero
    y a su lado grandeza y señorío.

    De cuerpo enjuto, mas su fuerza y brío
    fue cantada, elevada al romancero,
    y él fue juglar, poeta pasajero
    y en justas paladín cruzando el río.

    Gran señor, Condestable de Castilla,
    con gran pompa pasó por Cenicientos
    anhelando el cetro y ceñir corona.

    Magnífico jinete va en su silla,
    semblante alegre y, oro en los jumentos
    que lleva a su castillo de Escalona.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  16. DON ÁNGEL SANZ BRIZ
    El Ángel de Budapest

    Llevado de un noble impulso,
    en Budapest, Ángel Briz,
    se convirtió en adalid
    y al nazismo ganó un pulso.
    Mundo aterrado y convulso,
    abrió su casa a legiones,
    cobijo dio y protecciones
    a judíos sefarditas,
    y en su libro de visitas
    es justo entre las naciones.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  17. PABLO DE TARSO
    A Ana Gavilán, maestra, del García Lorca de Alcorcón

    De Damasco era el camino
    y el caballo tropezó,
    y piafó y se encabritó,
    y Saulo vio su destino.
    Vio al que del agua hizo vino
    y multiplico los panes,
    y descendientes de adanes
    vieron andar sobre el mar,
    y puesto en pie echó a andar
    y le sirvió en sus afanes.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  18. LA NEGACIÓN DE PEDRO

    Jesús a Pedro auguró:
    “Me negarás por tres veces
    no entonando por mí preces”,
    certero le aseguró.
    Su angustia Pedro apuró
    y oyó piafar a un caballo
    perteneciente al serrallo
    del palacio del Tetrarca,
    el que infamó con su marca
    a Jesús y cantó el gallo.

  19. DON ADOLFO SUÁREZ

    Presidente fue de España
    denostado y aclamado,
    autentico hombre de Estado,
    consumador de una hazaña.
    La Patria guarda en su entraña
    y sabrá guardar memoria
    de un español que a su gloria
    le trajo la Democracia
    con cívica hispana audacia
    y entró de lleno en su Historia.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  20. TRENZO MI CESTA DE MIMBRE

    Trenzo mi cesta de mimbre
    a lo largo de los días,
    y eludo necias porfías
    mientras prosigo la urdimbre.

    A lo lejos suena un timbre,
    el de las mañanas frías;
    fuego de mis poesías,
    hacen que mi vida cimbre.

    Ya perdida la ambición,
    que alenté en la juventud,
    no hago nada que me altere:

    ya no más contradicción
    si a pesar de la inquietud,
    todo pasa y todo muere.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  21. RETRATO DE UN CORUCHO CENTENARIO

    Si observáis la noble faz de este anciano,
    contemplando la boina en su cabeza,
    se ve serenidad, se ve franqueza,
    y abolengo de hidalgo castellano.

    Un corucho es del predio comarcano
    que no mostró colérica fiereza,
    ni en su contacto aristas de aspereza
    que evitaran el tacto de su mano.

    Laborioso, incansable en el trabajo,
    adelante sacó casa y hacienda,
    y ved a Cruz del brazo de su esposa,

    compañera tenaz siempre en el tajo,
    que del hombre es su apoyo y es la ofrenda
    cuando él es el rosal y ella es la rosa.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  22. EL MADRINAZGO DE LA VIRGEN DEL ALBA

    Fronda del árbol que ante el templo vive,
    en donde el sol naciente se derrama,
    y el mirlo trémulo que está en la rama,
    canta a la noche en trinos su declive.

    La Virgen del Alba con él convive
    y el dulce canto la complace y ama,
    y el mirlo encendido en gloriosa llama,
    le ruega al día que avanzando avive.

    Y emprende el mirlo en búsqueda afanosa
    entre el brezo, el rosal y entre la rosa,
    que rodea la valla y la piscina,

    del Parque Mayor ramitas de un nido,
    que un nidal será sublime y florido
    con la Virgen que oficia de madrina.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  23. AL CENTRO MÉDICO DE LA RIVOTA SIN OMITIR A NADIE

    Venas, más nervios, tendones, tejidos,
    que conforman un todo, un cuerpo humano,
    precisan de un ejército y a mano
    que una órganos y amaine sus quejidos.

    Tebana legión, alma de afligidos,
    integrada en el orden ciudadano,
    consuelo cuando en males se es profano
    y actuamos como infantes desvalidos.

    Médicos discípulos de Galeno,
    de Hipócrates consulta de doctoras,
    llegado Ibn Siná de Isfahán remota,

    hallamos el amplio recinto pleno
    de enfermeras nutricias asesoras
    de un docto vademecúm en Rivota.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  24. EL TESTAMENTO VITAL
    A mis hijos

    En un día de sol de tenue brisa
    mis cenizas se esparcirán al viento.
    Privado ya de voz y movimiento
    con virtudes expuestas en la misa.

    Obviados mis defectos por la prisa
    del funeral que anula el pensamiento,
    en mi familia habrá un abatimiento
    y en el amigo esbozo de sonrisa.

    Mis órganos perpetuaran su vida
    viviendo nueva existencia terrena.
    Y de mí y por mí nadie se conduela,

    pues volveré al inicio de partida
    enlazando de nuevo la cadena,
    mis cenizas jugando en la plazuela.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  25. LA ALCALDADA Y EL PEDO

    Coruchillo entre avispado y gamberro,
    de horas perdidas en el Huertecillo,
    a las picias afín y a ser diablillo
    de patear a un bucólico perro.

    Incapaz de disciplina o encierro
    era agreste y similar al tomillo,
    que sombrea al perdigón pajarillo
    en el montaraz e idílico cerro.

    Y un entonces alcalde caciquil,
    de democracia orgánica del dedo,
    muy ofendido en su torre de marfil,

    provista de arbitrariedad y enredo,
    le impuso fuerte multa al infantil
    por dejar escapar ante él a un pedo.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

Trackbacks/Pingbacks

  1. Reseña: SEMBLANZAS. Homenaje a JOSÉ BARÓ QUESADA | FRANKYSPOILER´SCRT - […] Origen: Reseña de Dolors López:  Reseña: SEMBLANZAS. Homenaje a JOSÉ BARÓ QUESADA […]

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 11.572 suscriptores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: