Reseña: EL SENDERO DE LOS ÁNGELES de Rosa Grau

rosa

Algunos libros son probados, otros devorados, poquísimos masticados y digeridos”. Sir Francis Bacon.

Y El Sendero de los Ángeles es de los libros para ser devorados.  Cuando Rosa Grau me ofreció este libro para su lectura no podía imaginar los buenos momentos que me iba a otorgar su lectura. Si bien sabía por El Caso de la Gallina Ponedora su buen hacer, el título del primero me despistó.

En la misma línea del anterior, Rosa nos presenta a una protagonista Adelaida Cameron, Cuqui para los amigos, “Me tenía por una mujer competente, independiente y sentimental” una mujer joven, insegura, con algún que otro trauma infantil, en su entender carente del amor paternal; con necesidad de demostrar su capacidad para tener un trabajo cosa harto difícil pues no encuentra su lugar; contradictoria, superficial, infantil, a momentos surrealista y a otros inocente e ingenua, deseosa de enamorar y enamorarse, y con más vidas que un gato, en definitiva Rosa la define “algo boba”.

Cuqui en su nueva faceta profesional será testigo de un asesinato, momento en el que ha de poner pie en polvorosa. En su huida arrastra a sus amigos Elvis y Bárbara, cada uno de ellos a años luz de la personalidad de Cuqui, serán tan protagonistas de la historia como ésta. Acabarán refugiándose en casa del Senador Dern, tío de Cuqui coloquialmente Teddy. Será en casa de éste donde se sucederán unos hechos, desencadenando una serie de misterios por resolver, y a modo del camarote de los hermanos Marx entradas y salidas de personajes tan variopintos como Ted Sullivan, Debra Winter, Mike…y muchos más. Sin olvidar al padre de la protagonista, William, con mucho peso específico, demostrando que las apariencias engañan y que es un oso con piel de cordero. Personajes corales que junto con la protagonista cimentan con sus aportaciones y personalidades la trama argumental del relato.

Rosa consigue integrar perfectamente a todos los personajes, creando situaciones surrealistas, hilarantes, divertidas, escenas de suspense y misterio, momentos de amor y eróticos, descritos con mucha elegancia. En definitiva una atmósfera amable, misteriosa y divertida en proporciones iguales.

Como en su anterior libro, Rosa nos envía constantes mensajes de reflexión sobre la forma más positiva de ver la vida, la manera de sortear diferentes situaciones, el valor de la amistad, el descubrimiento del amor, la importancia de la familia, y como no el reencuentro con uno mismo. Porque en definitiva la vida es una encrucijada de caminos, y decidir entre uno de ellos, esa es la cuestión.

“A lo largo de nuestra vida nos encontramos ante infinidad de encrucijadas, de senderos ante los cuales debemos decidir qué dirección tomar en busca de la felicidad, de los sueños, de las esperanzas; una visión que no es simple ni sencilla”

Respecto a la narración es lineal, con constantes flashbacks de Cuqui sobre todo para ubicar a cada nuevo personaje que se incorpora a la historia. Así sabemos de la infancia de Cuqui, como descubrió el amor y el desamor en la misma persona y su devenir en el relato, o como entabló amistad con Bárbara. Recurso muy utilizado por Rosa en sus libros, para conocer mejor a las protagonistas y sus personajes corales. El elegir a otra mujer como protagonista, Adelaida, asemeja mucho  con su anterior libro y protagonista Willi como personaje principal. Y entre ellas muchas similitudes.

Dividido en 28 capítulos, todos ellos con una frase introductoria, resumen de lo que se narrará y en ocasiones sentencias de vida.

“Los pequeños detalles marcan la diferencia entre una mentira y una verdad a medias” Cap. 10

“El mundo no está hecho para la mediocridad. Todos somos capaces de hacer algo grande” Cap.26

De una extensión diferente pero todos ellos de una lectura rápida, ágil, dinámica y muy fresca, por los continuos diálogos  que invitan a su lectura devoradora, adictiva por saber más de la historia. Además con un lenguaje llano, sencillo, y cotidiano, pero con ese toque de elegancia y educación que respiran los relatos de Rosa sin ningún tipo de vulgaridad aunque se diga algún “taco” y, en ocasiones más sofisticado en boca de Bárbara.

Aunque esta historia se sitúa en USA entre Nueva York y la casa de campo de Adirondacks, continúo respirando aires y humor muy inglés como en el anterior libro, El Caso de la Gallina… huella y estilo de la autora. Una apuesta segura al éxito.

Si un “pero” he de poner, es que Rosa vuelve a elegir a protagonistas algo “pijas” que viven y han vivido en la opulencia, pero un detalle que no le doy la mayor importancia porque en realidad la pretensión, creo yo, de la autora es entretener y divertir al lector, dándote energía positiva a borbotones. Un libro para desconectar de la realidad, que tan dura es en muchísimas ocasiones.

“El humor no necesariamente ha de llevar a la risa, ni a la sonrisa siquiera, el humor cumple con su tarea ‘sólo’ con mostrarnos que pueden verse las cosas de formas muy diferentes a las acostumbradas, porque si algo logra el humor es separarnos de lo rutinario y hacer de cicerone por lugares nunca sospechados”.Ángel R. Idígoras

Una historia que me recuerda a aquellas comedias clásicas del cine americano, protagonizado por Cary Grant y Katherine Hepburn llenas de situaciones y equívocos surrealistas y cómicos, con mucha ternura, suspense y buen rollo. Para los amantes de disfrutar leyendo.

Rosa1

Enlaces:

  • Libros

AMAZON: El Sendero de los Ángeles

AMAZON: El Caso de la Gallina Ponedora

LA GALLINArosa

 

16 Comentarios

  1. Como siempre, una reseña magnífica. ¡Enhorabuena!

  2. Da gloria ver cómo te expresas cuando reseñas una obra que realmente te gusta, y es el caso. ¡Enhorabuena a tí y a Rosa!, esta novela llegará lejos, muy lejos.

    • Ya sabes transparente emocionalmente. Un gran libro para pasar un gran rato de desconexión mundana y disfrutar de la lectura.

  3. Querida, Dolors, todo lo que pueda decir de tu reseña sonará a condescendiente, pero nada más lejos de mi intención. Me ha encantado, me ha emocionado y, por supuesto, hoy me has hecho muy, muy feliz. Me alegra que te haya gustado y me alegra haberte hecho pasar un buen rato. Mil gracias, de todo corazón.

    • Gracias a ti Rosa por esos momentos tan buenos leyéndote. Mi reseña tampoco quiere ser condescendiente sino lo que he sentido y transmitido el Sendero.

  4. Las novelas de Rosa Grau, son de mis favoritas, no hay nada como que alguien consiga hacerte reír y además te regale una buena historia. Excelente reseña Dolors.

    • Totalmente de acuerdo Thelma. A veces se agradece estas historias para descongestionar la mente de otras llenas de pesimismo y violencia. Gracias por comentar.

  5. La verdad es que como planteas la reseña sería muy duro sustraerse a la adquisición de la novela.
    Darte la enhorabuena por el estupendisimo comentario que haces de Rosa quedaría muy corto, por ello no te la voy a dar, lo que sí te diré es que “el sendero de los ángeles” es por donde tu vas por la forma de reseñar tan hermosa que tienes.

    Ahora bien la ENHORABUENA si se la voy a dar a Rosa Grau por lo bien que pinta la novela.

    Un abrazo para ambas.

    • Gracias Ignacio por tus bellas palabras. Y el Sendero un gran libro.

  6. Pues yo ya compré este libro, porque he leído varias reseñas muy favorables que me incitaban a la lectura de esta novela. Yo soy muy fanático del humor británico, me gusta el humor que se origina no tanto porque se diga un chiste, o porque el protagonista quiera hacerse el gracioso (lamentablemente, muchos escritores de novela negra tienen esta manía de concebir a personajes que no hacen reír a nadie con sus chistes ramplones y burdos); no, a mí me gusta el humor que surge por las peripecias disparatadas que los protagonistas ocasionan en su afán de solucionar sus problemas. Saludos.

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 328 suscriptores

Comentarios recientes

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: