Carta a mi hija

2016-02-25 18.37.47

 

Querida hija.

Nunca me imaginé sentada delante de mi portátil, escribiéndote estas palabras. Palabras que arrastro muy dentro de  mí en los últimos tiempos. Tiempos convulsos de enfermedad, de separación, de cambios hormonales… de tantas cosas.

Tu concepción fue una decisión muy meditada por mi parte, pero en el momento que te noté en mi vientre supe que era la mejor decisión había tomado en mi vida. Luchaste por vivir dentro de mí aunque yo no te facilité las cosas. Sabías que tenías que nacer, para que yo viviera. Tú, mi vida; yo la demencia. Aún así, siendo esa pequeña muñeca, tu fortaleza, tu obstinación por cuidarme, triunfó. Creciste sin sentirme demasiado cerca: el trabajo, mi enfermedad…Pero esperábamos que cayera ese día en el cual compartir momentos de lectura y conversación, en aquella cama matrimonial. Entre tú y yo, en el mismo momento de nacer, creció una conexión profunda: éramos más que madre e hija. Y a pesar de que nuestro tiempo era limitado, más por culpa mía y mi obsesión al trabajo, aquellos momentos fueron sólo nuestros:  nuestro universo inmune a todo y todos.

Fuiste creciendo en altura, en madurez; y yo lo hice más decrépita, enferma en cuerpo y en alma. Ya no era el trabajo quien nos separaba. Mi aislamiento, mi depresión… en definitiva, yo te alejaba de mí. Siempre te negaste a abandonarme, tozuda como una mula, buscando un resquicio en mi mente que me sacara una sonrisa. Intentabas mantenerme enganchada a la vida, y tú, querida hija, eras el finísimo hilo del que me pendía.

En este tiempo jamás me has reprochado nada en absoluto de todo aquello vivido. Supongo, que porque en mis estados de cordura me desvivía por ti: reíamos, leíamos, bailábamos, y sobretodo conversábamos de la vida. Intentaba enseñarte lo mucho o poco que sé de ésta.

Aún recuerdo la primera vez que fuiste consciente de que tu madre era diferente al resto de las mamis del cole. Aquel domingo que te dejaron visitarme en aquel despacho del hospital; te abrazaste a mí y la emoción flotaba en el aire. Tus abuelos lloraban de vernos abrazadas…

Desde entonces tienes pavor a los médicos y temor a que te alejen de mí. Por desgracia, viviste otros momentos similares. Por eso, cuando decidí cambiar el sentido de mi vida, para dejar atrás el pasado, cerrando etapas e iniciando de nuevas, mi mayor ansiedad era tu reacción.

Pero como siempre, nunca dejas de sorprenderme y esa madurez con la que ya llegaste  al mundo, esa necesidad de protegerme, ese amor desbordante hacía mi; originó en ti toda la comprensión del mundo. Sabia como eres en tu mente adolescente, consideraste que era lo mejor para mí, y por lo tanto, para las dos. Tú simplemente deseas que VIVA. Aunque todo ello ha supuesto no estar juntas todos los días, nuestra conexión ha crecido en proporción a las horas, minutos y segundos que no compartimos. 

De tu boca ni una sola palabra de reproche ante todo lo que han querido explicarte desagradable de “mi abandono”. Las malas bocas hablan sin conocer nada de nada, hablan gratuitamente por que no tienen otra cosa que hacer: meterse donde no son invitadas. Pero tú, firme, siempre a mi lado, obstinada en que esté bien y ante todo, que sea feliz.

Ahora nuestros momentos juntas son diferente. Seguimos compartiendo más risas que nunca: las conversaciones sobre los amigos, los chicos, cómo me han crecido los pechos…¡hasta altas horas de la noche!, tus bailes y tus whasaps. ¡ bendita tecnología ! que nos acerca mucho más. También nuestras continuas riñas, y ya sabes el porqué : tu desorden.

Querida hija, sólo deseo agradecerte tu comprensión, tu respeto, tus ilusiones, las ganas de seguir enganchada a la vida tejiéndome  un hilo más fuerte, irrompible. Ante todo, tu Amor, el más puro que nunca podrá existir. Porque Tú y Yo somos más que madre e hija, más que amigas: somos la conjunción de dos estrellas en un Sol radiante y chispeante que se perpetúa en un Universo desafiante.

Tu curiosidad y mi poca o mucha experiencia, tu ansiedad por crecer, mis ganas de que no crezcas nunca, tu protección, mis deseos de complacerte; tu afán de verme feliz,  mi anhelo de superar la prueba de buena madre: todo esto y más se reduce a la Felicidad 

No encuentro las palabras ni la manera de expresarte  el amor que siento por ti, mi querida hija, ausente pero siempre presente.

POR TI VIVO, POR TI MUERO.


Rosa sin espinas que

llena mi vida.

Capullo que brotó en mí

vientre yermo.

Desierto exento de

oasis, dunas de hambre.

Tu resurgir provocó una

lluvia de estrellas…

Rosa sin espinas que me

llena de vida.

Viviste en mí para que

yo lo hiciera.

Por ti vivo, ojalá por ti

muriera.

 

Fragmento de Dolors López  en  MI PENSAR EN POESÍA de Marcos Nieto Pallarés

46 Comentarios

  1. Una hermosa y profunda carta y mucho, mucho valor para publicarla. Me ha emocianado lo que no está escrito, tienes un puente con la vida y una gran obligación con tu hija, ¡vivir! Un besazo para las dos.

    • Gracias de verdad. No me avergüenzo de nada y mi mayor orgullo es la hija q tengo. Le debo la vida.

      • No tienes por qué avergonzarte, todo lo contrario, puedes sentirte feliz y radiante, así lo veo yo. La pluma es una arma que bien utilizada llega al rincón más lejano, y esa es muy buena por su contenido, sentido, sentimiento y su forma.

        • Hasta hace poco me sentía avergonzada. Ahora acepto las cosas como vienen. Procurando ser mejor persona y transmitiéndole los mismos sentimientos a mi hija.

          • La vida es una gran lección de humildad. Has hecho lo correcto, es mi sincera opinión.

  2. Los hijos son lo más maravilloso y hermoso que nos ha querido dar la vida, en mi caso sin mis dos hijos, hoy, no estaría escribiendo aquí en tu blog. Por eso te comprendo y te admiro por tu amor a tu hija y tu perseverancia y lucha incansable. Un abrazo inmenso mi querida amiga.

    • Gracias ella es la razón de q hoy pueda expresarme así. Y realmente mi relación con ella es como la describo. Es mi único amor puro.

    • Gracias por pasarte por aquí. Para mí es un orgullo. Un beso

  3. Es muy bonito, Dolors. Tu hija se sentirá orgullosísima de la madre tan valiente que tiene. Es el amor más inquebrantable del mundo.

    • Gracias es un amor único y como dices inquebrantable. Yo soy la q me siento orgullosa de ella. Es muy especial.
      Gracias por comentar de ❤

  4. Que puedo decir,que ya no sepas,eres un angel,consigues y conseguiras todo aquello que te propongas,escribes como los angeles,sigue asi tu fiel seguidora y admiradora que te adora .

    • Gracias más que mi amiga, mi hermana. Sólo sigo tus buenos consejos.😘❤️

    • Felicidades Dolors
      Me a encantado!!
      Bss

  5. Sandra
    No tengo palabras Dolors.
    Eres una luchadora, nunca dejes de pelear, aunque el enemigo te supere en número y en fuerza siempre tendrás más valor del que ellos y tú misma crees.
    Maravillosa carta, tu hija es muy afortunada, las dos lo sois por teneros mutuamente.
    Eres un sol, nunca dejes de brillar.
    Mil besos

    • Gracias, eres una gran persona y gran amiga. Realmente tengo mucha suerte de tener la hija que tengo. Tú también no lo olvides. Besitos

  6. No te conozco pero lo que he leído me parece precioso, tienes mucha suerte.
    Deseo que la sigas teniendo.

    • Gracias realmente la tengo porque ella es mi vida.

  7. Una carta emotiva donde se muestran los sentimientos puros de una madre hacia su hija a pesar de los avatares de la vida. Se ve a lo largo del texto a una madre coraje que no se rinde ante las adversidades y a una hija que idolatra a su madre. Se describe un amor tan puro que es del todo incombustible y por añadidura imperecedero. Enhorabuena tanto a la madre como a la hija por ese lazo de amor inquebrantable.

  8. A veces, la enfermedad une más que desune. También la posibilidad de vencer juntas a “jueces externos” a los que nadie les dio la palabra, pero que la tomaron ellos. La conexión entre una madre y su hija, vence depresiones, enfermedades y hasta familia (sé lo que digo)
    Felicidades por haber andado juntas un recorrido tan difícil. Sigue adelante. Hay mucha más VIDA HERMOSA, preparada para acogeros a ambas.
    Un beso inmenso.

    • Gracias por tu comentario importante para mí. Todo lo que dices es cierto. Mi hija me ha enseñado mucho sobre la vida y me da fuerzas para superar lo que se ponga por delante. Un beso.

  9. Precioso y muy duro Dolors. Que extraños caminos y que importantes lecciones nos da esta vida… La relación con nuestros hijos es quizá lo más puro que hay en nosotros. Gracias por estas palabras

    • Lo es pero en mi caso mi hija es mi salvación. La que me mantiene cuerda y aleja mis demonios. Es tal lo explico.
      Gracias por comentar.

  10. Muy profundo y hermoso. Esta es tu sensibilidad que te hace brillar en la oscuridad.
    Gracias!

  11. Hermoso. Me has sorprendido y emocionado. Tu hija estará orgullosa, seguro. Que mantengáis siempre esa relación tan especial.

    • Realmente es así, pero yo estoy más orgullosa de ella, por ser tan especial. Gracias por comentar. De corazón.

  12. LO MEJOR QUE HE LEIDO EN MUCHO TIEMPO…LA PODRIA DESMENUZAR , PERO HAY DEMASIADO DOLOR EN ELLA PARA HURGAR HURGAR EN LA HERIDA.

    • Es dolor y a la vez mucho amor. El bien único que poseo y no quiero perder es su amor.

  13. Dolors, es la carta más emotiva,bonita, profunda, la mejor carta de una madre a su hija. Me has emocionado, has dejado el alma en ella, bueno tú alma siempre está en ella. No tengo palabras, sí, muchas emociones.- Pino Naranjo

    • Muchas gracias Pino y más viniendo de ti. Quería hacer público lo que siento por mi hija y que ella entendiera y que no le quepa duda mi amor por ella. Besos.

  14. Dolors, aquí veo mucha lucha por vivir, mucho amor, una gran madre y una gran hija.
    Puedes estar muy orgullosa de ti y de ella.
    Un beso muy grande para las dos.

  15. Gracias por compartir este regalo, Dolors. Un abrazo.

    • Gracias por comentar
      El regalo en realidad es ella, mi querida hija.

  16. Apreciada Dolors, se me ha puesto la carne de gallina. ¡Que lección de vida y amor! Hasta yo me siento orgulloso de tu hija, sin concocerla. Nada de avergonzarse, el pasado no existe, el presente es efímero y lo importante es luchar por el futuro. Lo estás haciendo, pues levanta la cabeza con orgullo y mira adelante, donde está tu hija.

    • Muchas gracias Gonzalo, realmente es una maravillosa hija. Y ella me ha puesto los pies en el suelo.

  17. Me he sentido identificada Dolors, ya que mi madre se ha sacrificado mucho por mi y mi hermano y sé que hay cosas que nunca me diré de lo mal que pudo pasarlo en ciertos momentos para no preocuparme, cuando es padre sabes que tienes que luchar enfrentarte a tus peores miedos y pesadillas para darle todo de ti a tu hijo.
    Siéntete orgullosa de tus hermosas palabras que son tan sinceras que en momentos que sienta desfallecer las recordará.

    • Gracias Jossy así es yo como madre sólo vivo para ella. Ella nació para que yo viviera y en mi está darle lo mejor de mi. No hay palabras que pueda expresar lo que siento por ella. Gracias.

  18. Felicidades
    Puro Amor!!!!

  19. Sin palabras amiga estrella , hasta aquí has llegado eres una gran luchadora nata, no te rindas , las dos sois afortunadas no lo olvides, recuerda que el amor mueve montañas y tu ya has empezado.
    Un abrazo de una amiga.

    • Gracias M Ignàsia luchando siempre y orgullosa de la Mimi. Mil gracias por entrar y comentar de corazón.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Carta a mi hija | FRANKYSPOILER´SCRT - […] Origen: Carta a mi hija […]

Deja un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 11.572 suscriptores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: